Un fallo en el Medora paraliza el 60% de la actividad en los centros de salud de la provincia

283
SACYL programa medora
Los profesionales de Atención Primaria trabajan con el sistema Medora. / KAMARERO
Publicidad

Un fallo en el sistema informático Medora, con el que trabajan los profesionales de Atención Primaria, impidió que durante la mañana de ayer jueves se pudieran emitir miles de recetas, incapacidades temporales y visados para la inspección así como consultar o solicitar pruebas diagnósticas y analíticas en los centros de salud de la provincia. Los fallos continúan en la mañana del viernes.

El presidente del Colegio de Médicos de Segovia, Enrique Guilabert, estima que la caída de la red ha hecho “posponer entre el 60 y el 70 por ciento de la actividad” en las consultas de los centros de Atención Primaria. Varios médicos consultados por esta redacción, incluido Enrique Guilaber, advierten que el problema generado no se limita a las dificultades vividas ayer sino que tendrá consecuencias en los próximos días porque los pacientes tendrán que regresar con el propósito con el que ayer fueron a ver a su médico o enfermera y esperan que se produzcan aglomeraciones en las consultas lo largo de esta mañana y en las próximas jornadas.

“Los pacientes han pasado aquí la mañana y tendrán  que volver otro día” ha comentado Guilaber quien, a la vez que lamenta las incomodidades generadas a los enfermos, critica que los facultativos sean quienes tengan que “dar la cara en estas situaciones” porque la Administración no disponga de un plan de información para afrontar estos incidentes.  En este mismo sentido el sindicato médico CESM ha pedido que “den la cara” los responsables del “desastre” con el sistema informático de Sacyl llamado Medora y ha reclamado a la Consejería de Sanidad que se dé prioridad a la atención a los pacientes antes que cualquier otra circunstancia.

El sindicato ha explicado que, además de atender a los pacientes y las urgencias que se han presentado, los facultativos han tenido que responder a las quejas “justificadas” de los usuarios por un problema que no es culpa de ellos y que se ha generado “desde los despachos de la Consejería”.

En un comunicado CESM ha recordado que no es la única vez que pasa esto y ya se les ha dicho “por activa y por pasiva” que esas modificaciones de Medora se hagan en fin de semana. “Fundamentalmente por asegurar la correcta asistencia sanitaria a los pacientes, que, repetimos, debería ser su prioridad por las veces que se refieren a ella en sus foros políticos y medios de comunicación”, ha añadido.

La portavoz de la Junta, Milagros Marcos, ha explicado que los fallos del sistema Medora se deben a las tareas de mantenimiento realizadas en uno de los servidores y ha comentado que los trabajos se llevaron a cabo por la noche con el objetivo de no perjudicar al sistema.

Compartir