se-vende-CHAS
Los segovianos destinan a la hipoteca una media de 112.000 euros. / j. martín
Publicidad

La firma de hipotecas sobre viviendas cayó un 3 por ciento en el mes de septiembre, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. En datos absolutos, esto supone que se formalizaron dos hipotecas menos en el mes de estudio, pasando de las 66 contabilizadas en septiembre de 2016 a las 64 de este año.

Sí que aumentó, sin embargo, el dinero invertido en dichos contratos hipotecarios, un 21,8 por ciento. Así, en septiembre los segovianos firmaron 64 hipotecas por un valor total de 7.180.000 euros, lo que supone una media de 112.187,50 euros por contrato; mientras que en 2016 la cantidad media fue de 89.287,88 euros —el total ascendió a 5.893.000 euros—.

Pero además de viviendas, los segovianos hipotecaron otro tipo de fincas, formalizando un total de 114 contratos en el mes de septiembre, por un capital total de 10.718.000 euros. De ellas, 36 hipotecas se realizaron sobre fincas rústicas —cinco se firmaron con los bancos y las otras 31 se habían formalizado con otro tipo de entidades prestamistas—.

Asimismo, se firmaron 78 hipotecas sobre fincas urbanas, por un total de 8.216.000 euros. Además de las 64 viviendas, se hipotecaron trece espacios de otro tipo, como oficinas o garajes, y un solar. En este caso, al contrario de lo que pasa con las rústicas, los bancos son la entidad elegida para formalizar la mayoría de las hipotecas, con 67 operaciones.

CANCELACIONES Recoge la estadística del INE que en el mes de septiembre se cancelaron registralmente 108 hipotecas: 48 sobre viviendas, 50 sobre fincas calificadas como ‘otras urbanas’, cuatro sobre solares y seis sobre fincas rústicas.

Según la entidad prestamista, 77 de las hipotecas canceladas estaban firmadas con bancos y 31 con otras entidades.

Por último, cabe destacar que cinco hipotecas registraron un cambio registral, tres por novación y dos por subrogación del acreedor. En todos los casos se trataba de hipotecas firmadas sobre fincas urbanas, de las que cuatro eran viviendas.

Compartir