Publicidad

El presidente del Gobierno de Aragón, el socialista Javier Lambán, expresó ayer su decepción por la actitud del Gobierno de España respecto al regreso de los bienes de Sijena desde Cataluña, un asunto en el que “se ha puesto no de perfil, sino en una posición más próxima a los nacionalistas”.

En una comparecencia ante el pleno de las Cortes de Aragón, después de que el lunes regresaran a la Comunidad 43 de los 44 bienes —que por sentencia judicial debían depositarse en el Monasterio de Sijena, por pertenecer a este lugar, tras declararse ilegal su venta a Cataluña—, Lambán estimó que el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, “pudo haber ejecutado la sentencia de manera voluntaria”. De hecho, es el competente tras la aplicación del artículo 155 en Cataluña.

Además, añadió que en vez de eso “planteó un recurso para postergar la devolución” y, “por si fuera poco”, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, responsabilizó al alcalde de Lérida, Ángel Ros, y a Lambán, ambos socialistas, “por no haber retrasado la devolución de las piezas”.

Vía de diálogo

Lambán anunció que va a escribir una carta al presidente del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, para ser recibido por él y “hacerle patente esta preocupación”. Además, también propondrá incluir esta cuestión en la Comisión Bilateral Aragón-Estado porque “el conflicto de los bienes no ha terminado y nos parece impropio que el Gobierno de España adopte este tipo de actitudes”.

Por su parte, reconoció que el Partido Socialista de Cataluña (PSC) “en este asunto ha adoptado decisiones con las que estoy profundamente en descuerdo”, pero “otro problema es cuando las adopta un gobierno, máximo si es el gobierno de todos los españoles”.

Lambán subrayó que su objetivo “nunca ha sido convertir esta cuestión en un conflicto entre Aragón y Cataluña” y apostó por el “diálogo y el entendimiento”, pero “no a costa de ninguna agresión a nuestra dignidad, a nuestro derecho y a la verdad”.

Igualmente, enfatizó en que hay “tres piezas que han desaparecido y nadie ha explicado por qué” dos del primer lote, en el que Cataluña devolvió 51 de 53 bienes en julio de 2016, y una este lunes. “Vamos a ver cuál es el estado de las obras y a plantear posibles denuncias por posibles extravíos y abandonos”, precisó.

Además, “no vamos a renunciar a denunciar públicamente todos los excesos nacionalistas en relación con el daño que puedan producir a Aragón y a combatirlos”, y entre otras medidas mencionó la reciente creación de un Consejo Asesor para la Enseñanza de la Historia.

El presidente aragonés indicó que alrededor del mes de febrero del año que viene el Monasterio de Sijena podrá ser de nuevo visitable e indicó que esto va a ser posible gracias a una estrategia política y judicial “acertada e iniciada hace años y que no ha terminado”.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir