El líder del PP regional, Alfonso Fernández Mañueco, en una comparecencia anterior.
El líder del PP regional, Alfonso Fernández Mañueco, en una comparecencia anterior. / E.P.
Publicidad

El presidente del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, demandó seguir confiando en su formación por su “solvencia” a la hora de dirigir la política económica y de empleo en Castilla y León.

Fernández Carriedo lanzó dicho mensaje aprovechando su encuentro mantenido con el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, en el que este último informó a los responsables de área del PPCyL sobre las políticas en esta materia impulsadas desde el Gobierno Autonómico.

En la reunión, el primero de ambos justificó su llamamiento, entre otros datos, en el hecho de que la tasa de paro de la región es inferior en más de tres puntos a la media española y que el número de ocupados ha aumentado en 79.200 desde el inicio de la recuperación económica.

Por otra parte el encuentro sirvió para explicar y difundir las principales políticas de creación de empleo, basadas en el Diálogo Social, la formación de trabajadores, así como las fórmulas de Economía Social que está impulsando la Junta de Castilla y León. De igual manera, el encuentro permitió debatir sobre estas políticas y recoger aportaciones de las distintas provincias en esta materia.

Retos de futuro

En su intervención, Mañueco destacó como grandes retos de futuro la creación de más empleo y de mayor calidad, así como el mantenimiento del empleo existente. El líder del PP autonómico destacó también la importancia de mantener un alto nivel de formación para garantizar la competitividad de los trabajadores y por tanto de las empresas, para abordar los constantes cambios en un mundo global.

Además, insistió en la importancia de velar por los colectivos más desfavorecidos y con mayores dificultades de acceso al empleo como las personas con discapacidad o las que se acercan a la edad de la jubilación; los jóvenes como colectivo prioritario y una especial atención a la mujer, para aumentar sus posibilidades de acceso al mercado laboral, reducir la brecha de género y garantizar la igualdad de oportunidades.

Compartir