El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado. / europa press
El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado. / europa press
Publicidad

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, propuso incrementar la oferta de plazas de médico interno residente (MIR) en coordinación con las especialidades donde hay déficit de profesionales así como obligar a permanecer un tiempo determinado en la sanidad pública y revertir su formación.

Así lo explicó durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad de las Cortes para explicar las medidas adoptadas y que va a adoptar para la reposición de médicos especialistas por jubilación, donde planteó estas propuestas que la Comunidad lleva al grupo de trabajo que estudia el problema de la falta de médicos en el marco del Sistema Nacional de Salud.

El titular de Sanidad señaló que, debido a que hay muchas cuestiones para atacar el problema de demanda de especialistas que están limitadas para las comunidades autónomas, se ha creado este grupo de trabajo en el que se han propuesto algunas medidas como coordinar las convocatorias de oposición en relación a las especialidades para no “robarse” a profesionales pero también el incremento de la oferta MIR de forma “coordinada”.

En la misma línea, incidió en que entre las propuestas de la Comunidad está la de “valorar” una posible regulación de medidas que obliguen a especialistas formados a permanecer “al menos algún tiempo” en el sistema público y revertir así esta formación trabajando para el mismo. A su juicio, lo que no tiene sentido es que nada más terminar este periodo formativo estos profesionales se incorporen “directamente” a la actividad privada, como ocurre en especialidades como cirugía plástica y regenerativa.

Estas son algunas de las cuestiones que Sáez Aguado propuso para que se tengan en cuenta en el conjunto del Sistema Nacional de Salud, además de las que se han tomado y se prevén en la Comunidad, donde ha asegurado que la previsión es que en los próximos cuatro años 906 médicos de Atención Primaria y 460 en hospitalaria cumplan la edad de jubilación.

En concreto, en Primaria la media sería de 226 médicos de familia al año, lo que supone un 7 por ciento de los 2.937 que hay en la actualidad, mientras que en el caso de la Atención Hospitalaria serán 115 al año, el 2,5 por ciento del total de los especialistas (4.597), según el estudio de la demografía de los médicos por grupos de edad. Sáez Aguado ha atribuido el importante número de médicos de familia a que su incorporación masiva se produjo en los años 80, por lo que corresponde a los grupos de edad de aquella época la edad de jubilación en estos años.

COBERTURA TOTAL

A este respecto, el consejero aclaró que actualmente la cobertura de puestos de trabajo en estos dos tipos de atención es del “cien por cien” salvo en los médicos de área, que baja al 97 por ciento, aunque ha incidido en que nunca por una cuestión presupuestaria, sino por falta de médicos de familia para cubrir estos puestos, ya que hay instrucciones a las gerencias de cubrir todas las vacantes.

En cualquier caso, señaló que hay un déficit de profesionales en las especialidades de Urología, Anestesia y Reanimación y Radiodiagnóstico, además de médicos de familia y comunitaria y pediatras e insistió en que “con carácter general” se cubren todas las jubilaciones.

Para ello, explicó que hay medidas puestas en marcha para evitar la falta de profesionales, la primera de ellas la reposición, como “medida fundamental”, mediante personal interino inicialmente y después a través de los procesos selectivos, por lo que ha rechazado el argumento de que no se cubren las jubilaciones.

De hecho, aseguró que el número de médicos se ha incrementado en los últimos años y mientras que en 2009 eran 7.976 médicos especialistas a finales de 2016 hay 8.062, lo que supone un 1 por ciento más, aunque potencial u ocasionalmente hay dificultades de reposición en algunas especialidades o zonas.

Compartir