El Rastrillo de la AECC recibe 3.000 visitas en los dos primeros días

301
Uno de los puestos del rastrillo benefico de AECC
Venta de productos gastronómicos y artesanales para recaudar fondos para los programas de la AECC. / NEREA LLORENTE
Publicidad

El tradicional Rastrillo Navideño a beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), ha recibido 3.000 visitantes en dos días y dado una media de 65 comidas cada jornada desde que abrió sus puertas el 5 de diciembre en el Torreón de Lozoya.

El ritmo de entrada de visitantes y de compras registradas en las dos primeras jornadas del mercadillo cumple las expectativas de la junta provincial de la AECC que, con la colaboración de 100 voluntarias y decenas de empresas y particulares que donan productos, organiza este evento solidario. La presidenta provincial, Ana Sanjosé, cree que cuando cierren las puertas la noche del sábado habrán pasado 8.000 personas por las salas del Torreón de Lozoya y espera que las estanterías del mercadillo queden vacías, porque eso supondrá disponer de más recursos para ayudar a los enfermos de cáncer con programas sociales.

Uno de los atractivos que está teniendo mejor aceptación es la instalación de puestos dedicados, por primera vez, a productos de localidades de la provincia. Participan Santa María la Real de Nieva, Coca, Otero de Herreros, Olombrada y Abades. Esta iniciativa atrae hasta el Rastrillo a los vecinos de los pueblos representados y está conquistando a residentes y turistas de la capital.

Los puestos de artesanía y la tómbola de regalos tienen un “movimiento extraordinario” de participantes, asegura Ana Sanjosé mostrando su agradecimiento a los visitantes. Pero este año también destaca la actividad del puesto donde se ofrecen los productos de promoción de la AECC (merchandising).
Y entre lazos, camisetas, gafas y pulseras solidarias sobresale la demanda del nuevo calendario de la Asociación, en el que han participado personas que han padecido cáncer. Cada uno de los doce meses del año viene ilustrado con una fotografía de una de las mujeres de la AECC, que han sido retratadas por la fotógrafa Maite París. La portada es obra de José Luis López Saura.

Compartir