Publicidad

El Ayuntamiento de Sepúlveda ha prohibido el paso de autobuses por el camino que va de Villaseca hasta la ermita de San Frutos, debido a las “condiciones climatológicas”. El alcalde de Sepúlveda, Ramón López, reveló ayer que el pasado viernes, 1 de diciembre, un autobús sufrió un incidente en el mencionado camino de tierra, al quedar atrapado en una placa de hielo y no poder salir.

De hecho, el vehículo permaneció en ese lugar hasta el domingo 3, en que el trabajo de diversos equipos dio fruto, logrando finalmente sacar al autobús. Mientras la situación no se resolvió, la Guardia Civil mantuvo cortado el tráfico por el camino de Villaseca a San Frutos a todo tipo de vehículos.

Dadas las previsiones meteorológicas para los próximos días, en los que se esperan heladas pero, a pesar de ello, una alta afluencia de visitantes a San Frutos por el puente entre dos festividades, la de la Constitución y la Inmaculada Concepción, el Ayuntamiento de Sepúlveda ha optado por prohibir la circulación de autobuses, en aras de evitar la repetición de situaciones como la del pasado fin de semana.

Aunque diciembre no es el mes con mayor afluencia turística a San Frutos —normalmente es agosto, seguido del mes en que cae Semana Santa y octubre— tampoco es de los que tiene menos, que suelen ser febrero y enero.

Compartir