Publicidad

la localidad segoviana de Fuenterrebollo vio ayer violentamente interrumpida la tranquilidad de un día festivo por el incendio que a media tarde asolaba tres viviendas ubicadas en la travesía del pueblo, que obligó a desplazar hasta la zona siniestrada varias dotaciones de bomberos de Segovia y Cantalejo.

A la hora del cierre de esta edición, los datos sobre este suceso aún eran confusos, ya que los bomberos mantenían la intervención sobre las viviendas afectadas, una de ellas habitada y que tuvo que ser desalojada, aunque no hubo que lamentar heridos.

La estructura de madera de las viviendas facilitó la propagación de las llamas, cuyas causas aún no han sido determinadas a la espera de la extinción total del incendio y la posterior investigación sobre su origen.

En las tareas de extinción participaron dos dotaciones del Parque de Bomberos de Segovia con cinco bomberos, así como otra más procedente de Cantalejo y voluntarios de Protección Civil de la ciudad briquera. La intervención contó también con el apoyo de la Guardia Civil, que tuvo que cortar el tráfico en la travesía y desviar los vehículos por calles adyacentes mientras se realizaban las tareas de extinción.

El suceso causó la lógica alarma entre los vecinos del pueblo, que presenciaron con preocupación las labores de los bomberos.

Compartir