Publicidad

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaria, subrayó ayer que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y su exvicepresidente Oriol Junqueras están “empatados en el daño social y económico” que han hecho a Cataluña y no han dado “una sola explicación” cuando “el ‘procés’ ha sido la propuesta más anticatalana” en la historia reciente de Cataluña. Tras asegurar que eso es algo que los votantes tienen que “sopesar” el 21 de diciembre, reclamó a los candidatos exponer sus “planes” para que los ciudadanos sepan qué va a ocurrir con su voto.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría indicó que es “bueno” que en campaña electoral haya “máxima comunicación” de los candidatos con los votantes acerca de “cuáles van a ser sus planes de futuro” para que los ciudadanos puedan votar “sobre seguro y saber qué va a hacer cada candidato con el voto que en él se deposita”.

Al ser preguntada por si cree que el ‘procés’ está acabado o regresará tras los comicios, la vicepresidenta aseguró que han sido los propios independentistas los que han ido “cuestionando” el proceso soberanista “por inmaduro”, “por imposible la vía unilateral” o por “inviabilidad del proyecto de la independencia”. Según dijo, se trata de una “confesión de parte muy clara” sobre la “inviabilidad y la inmadurez hecha por sus propios autores”.

En este punto, subrayó que hay datos económicos que demuestran cómo ha afectado a la economía y el bienestar social de Cataluña el proceso independentistas. Así, recalcó que “la fractura social que se ha producido entre catalanes es algo que no debería ningún dirigente político volver a llevar a cabo”. Además, agregó que “la factura económica es tan elevada que va costar mucho volver a recuperarse”.

Por eso, remarcó que en los próximos años hay que ser centrarse en su recuperación económica y de la convivencia social. “Ése es el objetivo del Gobierno y es el objetivo que también creo que los votantes tienen que sopesar a la hora de ejercer su derecho el 21 de diciembre. El procés ha sido la propuesta más anticatalana que se ha llevado a con en la historia reciente”, proclamó.

Sáenz de Santamaría recalcó que ni Puigdemont ni Junqueras han ofrecido explicaciones a los ciudadanos acerca de “por qué se van las empresas y por qué cae el turismo”, así como por qué van a tener que “volver a impulsar la marca Barcelona” desde el Gobierno de España. Es más, lamentó que entre las familias catalanas no se pueda hablar de política.

Artículo 155

“Solo decir que están empatados ambos dos en el daño social y económico que le han hecho a Cataluña”, afirmó al ser preguntada por el sondeo que señala que Puigdemont está a punto de alcanzar a Junqueras y si el Gobierno teme que el regreso del expresidente a Cataluña tenga un efecto más positivo en la candidatura JunstxCat.

La vicepresidenta no quiso valorar los sondeos y se limitó a decir que las encuestas son “instrumentos de trabajo”. A su juicio, en este momento “tan volátil” hay que optar por la “prudencia”. “Y sobre quién es más independentista o lidera mejor el independentismo, no me corresponde a mi hacer valoraciones”, enfatizó.

En cuanto al transcurso de la aplicación del 155 en Cataluña, Santamaría insitió en que se lleva adelante la “gestión ordinaria” gracias especialmente al trabajo de los funcionarios de la Generalitat. “No lo podríamos haber hecho sin el apoyo de los que allí trabajan”, dijo.

Asimismo, explicó que se está impulsando el reparto de subvenciones y contrataciones, estas sobre todo en el área de Justicia, “que necesitaban un empujón” y que el Gobierno quiere “dejar enfilados antes de que acabe el año”. Finalmente, recordó que acudirá al Senado el día 18 para hacer balance de los dos primeros meses de aplicación.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir