Publicidad

La segunda jornada del ‘Periodismo entre líneas’ que organizó la Asociación Segoviana de la Prensa Deportiva trajo al Palacio de Quintanar a Julio García Mera, uno de los jugadores de fútbol sala más laureados de España que ha sabido utilizar su currículum deportivo, y la formación universitaria obteniendo el título de periodismo, para mantenerse vinculado al mundo del deporte, pero desde el otro lado, el de la comunicación.

Autor del libro ‘Cuando el deporte te abandona’, en el que aborda precisamente el tema de la siempre traumática ‘jubilación’ del deportista de élite, Julio García se presentó en Segovia de la mano de dos periodistas segovianas, Elena Gutiérrez y Ana Vázquez, quienes desglosaron a los presentes la figura del que fuera integrante del Interviú y habitual en las convocatorias de la Selección Española, amén de periodista, director deportivo que lo fue del club interista durante varias temporadas, y actualmente en la cadena Eurosport, comentando los partidos de la Primera División de fútbol sala, como el que el próximo viernes jugará el Naturpellet Segovia frente al O Parrulo en el Pedro Delgado.

“En España nos quejamos demasiado con las normas. Son las que hay, y debemos mejorar con ellas. El discurso victimista no sirve para nada”

Las jornadas “surgen de la necesidad de los periodistas deportivos segovianos de hablar de la literatura del periodismo”, señaló Ana Vázquez, “porque a veces nos quedamos en los números, y en esta profesión hay mucho talento”. Así dio comienzo una hora en la que una de las referencias del fútbol sala español durante dos décadas se sometió de buen grado a la batería de preguntas de las dos periodistas, con transiciones rápidas desde la vida como deportista de Julio, sus anécdotas como jugador del Inter y capitán de la Selección, y sus referencias como periodista, amén de todo lo relacionado con el fútbol sala, que no fue poco.

Julio señaló que la crisis que afectó a todos los sectores de la sociedad “le ha venido bien al fútbol sala, para ponernos en la realidad a todos. Desde el punto de vista de marketing y comunicación, a nuestro deporte le queda todavía mucho por hacer”.

LA ACTUALIDAD DEL SALA

El campeón español, que tuvo palabras de recuerdo para grandes rivales en el Caja Segovia que después fueron grandes compañeros en el Inter y en la Selección Española, destacó el hecho de que Segovia esté de nuevo representada en la Primera División del sala nacional, “porque es una verdadera gozada volver a ver partidos de la máxima categoría en el Pedro Delgado”. El paso de deportista a periodista ha hecho ver a García Mera la distancia que existe entre ambos “que tristemente cada vez es mayor, como lo es la distancia que hay entre deportista y árbitro. Deberíamos hacer más normales estas relaciones, porque creo que se puede hablar de casi todo”.

Y en ese ‘casi todo’ subyace uno de los temas de los que menos se habla en el sala nacional, pero que sin duda más daño está haciendo, más allá de unas normas que siempre están en boca de todos. La relación entre Javier Lozano, presidente de la LNFS, y el seleccionador Venancio López, es tan mala que perjudica claramente al fútbol sala, y Julio reconoce haber sido una de las personas que ha mediado para que esa relación mejorara, “pero sin éxito. Y creo que, si esto sigue así, quizá uno de los dos debería plantearse dar el paso a un lado, porque esto está perjudicando a todos. Es triste, porque considero que son las dos personas que más han hecho por este deporte”.

CRUZAR EL CHARCO

El futuro del fútbol sala pasa por conquistar las grandes ciudades, “y que los clubes de fútbol puedan apostar de verdad por este deporte”, pero también por una expansión internacional que puede pasar por cruzar el charco, “ya que en Estados Unidos existe un interés por comprobar si el fútbol sala podría encajar bien dentro de lo que es el producto que mejor vende en aquel país”.

Cuando las normas están en pleno debate en el fútbol sala español, Julio pone un poco de cordura, y deja claro que “quizá nos estemos quejando demasiado con este tema de las normas, y yo pongo el ejemplo de Rafa Nadal, que cuando ha tenido la posibilidad de entrenar en mejores pistas y buenas raquetas, prefería hacerlo en pistas peores y con su raqueta de siempre. Sólo así puedes mejorar, y no poner excusas para no hacerlo”.

Compartir