Publicidad

La Policía de Reino Unido, junto al servicio de Inteligencia, ha frustrado un presunto complot para asesinar a la primera ministra británica, Theresa May, según informó ayer la cadena de televisión Sky News.

Las fuerzas de seguridad señalaron que el plan incluía el lanzamiento de algún tipo de artefacto explosivo improvisado contra la residencia de la jefa del Gobierno de Reino Unido en Downing Street para provocar una situación de caos y, posteriormente, acabar con la vida de la primera ministra.

“Se trata del último complot terrorista que la Policía y el MI5 logran desarticular este año”, indicó el periodista de Sky News Martin Brunt, quien además afirmóque “el jefe del MI5, Andrew Parker, ha notificado al Gobierno este martes”.

“Esa es la seriedad de lo que creen que han descubierto”, añadió. Asimismo, explicó que la presunta trama ha sido destapada gracias al trabajo conjunto de Scotland Yard, el MI5 y la Policía de West Midlands.

“Esto es algo en lo que han estado trabajando durante semanas (…) y que se ha saldado con la detención la semana pasada de dos hombres que han sido acusados de terrorismo”, aseveró asimismo Brunt.

comparecencia

Sin embargo, Downing Street se encuentra fuertemente protegido por efectivos armados y puertas fortificadas. Estas medidas de seguridad se introdujeron en los años 70 pero fueron incrementadas en los 80 ante la creciente amenaza del IRA y otros grupos de irlandeses republicanos.

Con todo, un hombre de 20 años compareció ayer ante un tribunal británico acusado ser el organizador del complot para asesinar a la primera ministra.

Naaimur Rahman, un ciudadano del norte de Londres, fue acusado de prepararse para cometer actos de terrorismo y mantenido bajo custodia después de una breve comparecencia en la corte de magistrados situada en Westminster.

El fiscal Mark Carroll dijo al tribunal que Rahman planeaba detonar un dispositivo explosivo improvisado en las puertas de Downing Street para poder entrar en la oficina de May y posteriormente matarla.

“El ataque secundario iba a ser realizado con un chaleco explosivo suicida, gas pimienta y un cuchillo”, precisó el fiscal al tribunal. Rahman llevaba dos dispositivos explosivos cuando fue arrestado la semana pasada. “Su propósito era atacar, matar y provocar explosiones”, añadió además Carroll.

Rahman compareció en el tribunal con Mohammed Imran, un hombre de 21 años de Birmingham que también fue acusado de prepararse para cometer actos de terrorismo. Carroll dijo que Imran fue acusado de tratar de unirse al grupo terrorista Estado Islámico en Libia.

A pesar de que la fiscalía no solicitó fianza para los sospechosos, los dos hombres tendrán que presentarse ante el tribunal penal londinense de Old Bailey el próximo 20 de diciembre.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir