Publicidad

El Real Madrid cerrará hoy su participación en la fase de grupos de la Liga de Campeones recibiendo en el Santiago Bernabéu (20.45 horas) al Borussia Dortmund, en un partido sin nada en juego para los madridistas, que siguen a la búsqueda de su mejor nivel futbolístico.
Al igual que el año pasado y por estas fechas también, el conjunto de Zinedine Zidane concluye la primera etapa de la Champions ante el equipo germano, aunque en esta ocasión no se juegan la primera plaza, honor que correspondió entonces a los entrenados por Thomas Tuchel, que empataron a dos tras ir perdiendo 2-0.

Entonces, esa segunda posición de grupo no era mal vista por el actual campeón, que evitaba a rivales de peso en el sorteo de octavos, todo lo contrario que ahora, con el añadido de que su juego no termina de arrancar ni de parecerse en nada al que ofreció en el mes de agosto. Tampoco atemoriza tanto como antaño este Dortmund en horas bajas de Peter Bosz, que sólo ha podido arañar dos discretos empates ante el APOEL que le hacen jugarse su presencia en la Liga Europa, para lo que le puede valer incluso perder.

El Real Madrid llega al partido tras otro resbalón liguero, más grave aún porque había tropezado el FC Barcelona en casa y de haber ganado en San Mamés la distancia se habría quedado a seis puntos y el Clásico de diciembre ya muy cerca. Sin embargo, el equipo merengue volvió a ofrecer su imagen más discreta a nivel ofensivo, volviéndose a quedar sin marcar por tercera ocasión desde que rompiese su impecable racha de 73 partidos seguidos anotando, y sin ser tan dominante como antaño.

Está por ver cómo afrontará este choque tanto la afición como el propio Zidane ya que el sábado rendirá visita un rival más duro como el Sevilla antes de poner rumbo hacia Abu Dabi para intentar ganar el Mundial de Clubes, título que paliaría la cierta ansiedad con la que vive actualmente el club, que no se encuentra en la situación deseada ni en LaLiga Santander ni en una Champions donde en octavos le puede esperar un rival de peso.

Descansos

Por ello, el francés podría aprovechar para dar descansos y ofrecer minutos a jugadores menos habituales, aunque serán baja Gareth Bale por lesión y Dani Carvajal por sanción. De todos modoso, titulares como el capitán Sergio Ramos y Carlos Henrique Casemiro, que no podrán jugar ante el Sevilla, o el portugués Cristiano Ronaldo, ‘pichichi’ de un torneo donde sí encuentra puerta con facilidad, parece que serán fijos.

Sin nada en juego salvo el dar una alegría a su afición, el Real Madrid podría acercarse más al 4-3-3, ya que ‘Zizou’ ya dispone de Marco Asensio para formar un tridente más ofensivo. En el centro del campo, Mateo Kovacic se perfila titular por ser el acompañante de Zidane en rueda de prensa con Lucas Vázquez y Dani Ceballos esperando su oportunidad, mientras que en la zona defensiva, Nacho podría entrar por Carvajal o por Varane y Théo Hernández darle un respiro a Marcelo.

Por su parte, el Borussia Dortmund llega con peores sensaciones incluso que su rival. Después de un buen inicio de campaña, el conjunto de Peter Bosz ha entrado en una mala dinámica que le ha descabalgado de los puestos altos de la Bundesliga, donde llegó a ser líder, y le ha condenado a pelear por la consolación de la Liga Europa. Así, desde que cayese ante los de Zidane en el Signal Iduna Park el pasado mes de septiembre, el equipo germano sólo ha podido ganar dos de sus doce partidos al Augsburgo y al modesto Magdeburgo en la Copa de Alemania.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir