Los jugadores del Naturpellet Cuéllar celebran un gol en el pabellón de Santa Clara. / JAVIER PASCUAL
Los jugadores del Naturpellet Cuéllar celebran un gol en el pabellón de Santa Clara. / JAVIER PASCUAL
Publicidad

El Naturpellet Cuéllar empató ante el Albense en un encuentro de muchísima intensidad que por juego y ocasiones mereció ganar. Los de Alberto Grande jugaron uno de sus mejores partidos de la temporada, sobre todo en la primera mitad, pero volvieron a demostrar que están negados de cara a puerta y a punto estuvieron de pagarlo muy caro.

Como se presumía ambos conjuntos saltaron a la pista dispuestos a llevarse la victoria con una presión asfixiante que apenas dejaba hilvanar jugadas, pero con el paso de los minutos el Naturpellet se fue haciendo con el control del choque y tuvo sus mejores oportunidades. En el ecuador del primer acto Piti se plantaba ante Miguel que lograba desbaratar y acto seguido David lo volvía a intentar con buena respuesta del meta visitante.

En el minuto doce Gonza y Raúl trenzaban la mejor jugada del partido pero David, con todo a favor no encontró puerta. A seis minutos del descanso los cuellaranos recogían el premio a su mejor juego con el 1-0 obra de Javi en una jugada en la que tuvo que rematar por dos veces para lograr enviar el balón al fondo de las mallas. Los locales cometieron un minuto después la quinta falta, lo que hizo bajar su defensa, lo que aprovechó el Albense para mostrar mayor peligro. Cano se tuvo que emplear a fondo a disparos de Oscar y Javi Pérez, y en el 17 Piti echó una mano sacando un remate que había superado a su compañero. En la siguiente jugada, Pibe se marchaba de su par y con un fuerte chut lograba el 1-1 con el que se llegó al intermedio.

Salió fuerte el Naturpellet Cuéllar de vestuarios y en el primer minuto tuvo un par de acciones en las que pudo volverse a adelantar. Poco después la suerte se alió con el meta visitante porque por dos veces consecutivas el poste repelía los disparos de Chuquito y Javi.

UN ERROR, UN EXPULSADO

La intensidad imprimida por ambas defensas dio paso a unos minutos en los que apenas hubo llegadas, pero llegando el ecuador del segundo período fueron los visitantes quienes, por medio de Cristian, hicieron intervenir a Cano, que en el 32 hizo la parada de la tarde a un remate a bocajarro de Pibe. Seguidamente, un fallo de la cronometradora en la anotación de las tarjetas, hizo equivocarse a los colegiados expulsando al local David, aunque tras las protestas cuellaranas los árbitros rectificaron. Pero las protestas locales provocaron la expulsión del meta Cano.

Los salmantinos aprovechaban la superioridad para poner cerco a la portería del recién incorporado Álvaro que aunque hizo un par de buenas paradas no pudo evitar el 1-2 del Albense que tuvo el 1-3 con un disparo desde su campo de Tamar que golpeó en el poste. Alberto Grande buscó el empate con el portero-jugador y cuando se entraba en los dos últimos minutos David hizo justicia con el 2-2, y tuvo en sus botas el 3-2, pero pero Borja rechazó su lanzamiento desde el punto de doble penalti.

Compartir