Publicidad

La Mancomunidad del Río Eresma, que gestiona el suministro de agua potable de 31 municipios y 5 entidades locales menores, del sur de Valladolid y el norte de Segovia, mostró en su último pleno su “oposición total” a la construcción de la planta de gestión de residuos y del centro de limpieza y desinfección de vehículos de transporte de ganado que se proyecta en Aldeanueva del Codonal.

En el acuerdo se pone de manifiesto la “preocupación seria y directa de la influencia de esta construcción” en una zona inundable. La Mancomunidad señala también “la influencia negativa sobre la agricultura de la zona, especialmente a los viñedos incluidos en la Denominación de Origen de Rueda, el impacto ambiental que se produce al crear un foco de malos olores, lixiviados y contaminación aérea que afectará negativamente a los parajes cercanos como el de la ermita del Pinarejo y su cercanía a la Cañada Real Leonesa Oriental, sin pasar por alto que está proyectada en suelo rústico protegido”. Desde las asociaciones contrarias a la planta de Aldeanueva confían en que la Junta de Castilla y León se posicione y se pronuncie sobre este asunto “que afecta a la salud de miles de habitantes de los pueblos de nuestra comarca”.

En el escrito también se solicita a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) “que no se permita ningún tipo de vertido, de filtración de vertidos o de vertidos por escorrentías a los cauces tanto del río Voltoya como a arroyos de la zona”.

Compartir