Publicidad

TEXTO DE ROBERTO ARRIBAS

Perth es la ciudad con más de un millón de habitantes que se encuentra más aislada del mundo. Ubicada en el oeste de Australia, Perth tiene poco que ver con otras grandes urbes como Melbourne o Sídney. Es famosa por sus soleadas playas, su espectacular entorno natural y por la vida tranquila que llevan sus habitantes. De esta ciudad tan genuina es Daniel Bloch, un joven de veintiún años, que los azares del destino lo llevaron a Segovia, a casi quince mil kilómetros, para estudiar el doble grado en Administración de Empresas y Relaciones Internacionales en IE University.
Pese a haber nacido en lugar tan privilegiado como Perth, a Daniel siempre le gustó la aventura. De muy joven sintió la necesidad de salir de su país. Su visión cosmopolita y emprendedora se debe, en gran medida, a la educación recibida en el Scotch College de Perth, donde cursó el programa de Bachillerato Internacional. Quería viajar, conocer personas de otros territorios, aprender de su cultura. Resulta paradójico que Australia, la isla más grande del mundo, se haya convertido en un lugar demasiado limitado. “Tenía que explorar y buscar nuevas maneras de vivir, descubrir lo que había más allá”, confiesa Daniel.

La oportunidad que esperaba le llegó con dieciséis años, en 2014, cuando fue seleccionado por IE University como uno de los miembros del Junior Advisory Board, un comité integrado por estudiantes internacionales preuniversitarios que se reunían durante unos días en España (en Segovia y Madrid) para participar en diversos talleres y clases impartidas por reconocidos expertos. Daniel era uno de los dieciséis jóvenes de un centenar de colegios de todo el mundo que fueron escogidos por IE para formar parte de un “comité de jóvenes sabios”. Daniel fue seleccionado gracias a su dominio de varias lenguas, su perfil académico sobresaliente y su capacidad de liderazgo fuera de lo común.

“Desde el primer momento,
IE University me pareció increíble.
Su modelo es perfecto para
el desarrollo de mi perfil profesional”

ALGO DIFERENTE
“Desde el primer momento, IE University me pareció increíble”, afirma. Su visita al campus de IE University en Segovia, hace casi cuatro años, cambió su perspectiva. Se desvaneció aquel deseo por estudiar en las mejores universidades de Reino Unido, como Oxford o Cambridge, al comprobar que lo que proponía IE “era algo totalmente diferente a una institución tradicional”. El joven australiano encontró en IE University un modelo perfecto para el desarrollo de un perfil profesional puesto que “la educación es flexible, en clase se aplica constantemente la creatividad; además, los profesores están muy pegados al mundo real, nos ayudan a hacer crecer nuestras ideas y saben cómo impulsar el carácter emprendedor”, subraya. Es una institución “muy dinámica, capaz de adaptarse rápidamente al cambio”, asegura.

Lo cierto es que Daniel ha sabido adaptarse perfectamente a España y a su vida en el campus. Para él, un estudiante tiene que aprovechar al máximo las oportunidades que se presentan durante sus años universitarios. Así, por ejemplo, su talento y su actitud emprendedora fueron claves para ser uno de los cien jóvenes de todo el mundo seleccionados para participar en la 13ª edición del South American Business Forum, un foro de universitarios que se celebró en agosto en Buenos Aires. El objetivo de este encuentro, en el que participaron más de cuarenta líderes mundiales, tenía como objetivo forjar valores genuinos en los futuros profesionales, que serán quienes tomen las decisiones en el ámbito académico, político y empresarial a nivel mundial. En la agenda de Daniel ya está subrayado en rojo otro gran acontecimiento al que también ha sido seleccionado para participar: la vigésimo primera edición del World Business Dialogue, la convención de estudiantes más importante del mundo, que se desarrollará en Alemania en marzo de 2018. Más de trescientos estudiantes de las universidades más prestigiosas del planeta, setenta expositores de primer nivel y trescientos líderes económicos y corporativos se reunirán para discutir sobre modelos económicos alternativos en la Universidad de Colonia. Y allí estará Daniel.

No todo en la vida de este joven australiano gira en torno a mejorar profesionalmente. Una de sus pasiones es la escritura. “Desde que tenía seis años me encanta escribir todo tipo de historias, narrativa, poesía o guiones de cine”, indica. Y parece que lo hace bastante bien. De hecho, fue uno de los alumnos ganadores de los Premios Fundación IE en Humanidades 2017, en la categoría de poesía en inglés con la obra “Move”. También le gusta escribir y rodar cortometrajes. Su corto Ceaseless (Incesante), que se puede visionar en You Tube, fue seleccionado para tres festivales internacionales de cine.

RUGBY
Junto a la escritura y los cortos, la afición más importante de Daniel es el rugby, el deporte rey en Australia. Desde hace dos años, es el entrenador y jugador del equipo de este deporte en IE University, al que están inscritos más de una treintena de estudiantes del campus de Segovia. Este equipo, que entrena en La Lastrilla y compite en Madrid, participó recientemente en el 3rd World InterUniversities Championships, celebrado en Barcelona, donde competían más de sesenta universidades de todo el globo en diversas disciplinas. El equipo de rugby que dirige Daniel llegó a cuartos de final: todo un éxito.

Mientras dedica gran parte de su tiempo a los estudios, Daniel Bloch también trabaja on line en Net2work, una startup con sede en Londres, similar a Linkedin, que conecta a empresas con estudiantes universitarios. La labor de Daniel Bloch es ayudar desde Segovia a la expansión de esta red entre jóvenes europeos. No obstante, el gran sueño profesional del joven australiano es convertirse en un ejecutivo en la industria aeronáutica. “Ahora mismo, una de mis pasiones es la investigación de la aviación eléctrica, yo creo que ese es el futuro; estoy convencido de que es posible encontrar soluciones que sustituyan el combustible de los aviones. Tarde o temprano, los aviones serán sostenibles; mi objetivo es trabajar en una gran compañía aérea que apueste por aviones verdes”, subraya.
Movember Daniel Bloch también tiene tiempo para organizar proyectos en el campus como “Movember”, una iniciativa dedicada a concienciar sobre la importancia de la salud masculina, no sólo en temas relacionados con la salud física, como el cáncer de próstata o el cáncer testicular, sino también en lo correspondiente a la salud mental.

Movember
(juego de palabras entre las palabras mostacho y noviembre, en inglés) nació en Melbourne (Australia) y en poco más de quince años se ha convertido en un movimiento global en el que han participado millones de personas. La iniciativa consiste en no afeitarse durante todo un mes y sumarse así a la campaña solidaria promovida por él y un grupo de estudiantes de IE University, que recoge el testigo del movimiento que se desarrolla en todo el mundo.
Daniel Bloch es feliz en Segovia. Se advierte en él inmediatamente. “Es un privilegio salir de la universidad y encontrar espacios verdes espectaculares”, añade el joven australiano, que practica constantemente su español en una ciudad tranquila y segura “donde todo el mundo se conoce”. Cuando el tiempo se lo permite hace una escapada a Peñalara, la montaña más alta de la sierra de Guadarrama. “Es un enclave fantástico”, comenta, para añadir con una sonrisa: “Si Segovia tuviera playa, sería un lugar perfecto”.

FuenteRoberto Arribas
Compartir