obras de remodelacion de la plaza de artilleria
Los trabajadores comenzaron ayer a levantar de la calzada los bolardos, que serán colocados más lejos del Acueducto. / N. LLORENTE
Publicidad

Antes de fin de año tienen que estar terminadas las obras de reordenación del tráfico de la plaza de la Artillería, incluidas en los presupuestos del Ayuntamiento de Segovia para este 2017. Y los trabajos, que previsiblemente durarán tres semanas, han comenzado hoy.

Desde primera hora de la mañana, los trabajadores empezaron a levantar los bolardos de granito, enclavados en la calzada, que serán separados del Acueducto 24 metros, para alejar así un poco más el tráfico rodado del monumento bimilenario y delimitar un espacio peatonal mucho más amplio del que hay actualmente.

También había trabajadores acondicionando lo que será la nueva parada de taxis, en la plataforma de la antigua estación meteorológica, rebajando la acera, que se pavimentará con adoquines, para que soporte mejor el paso de los vehículos. Después se arreglarán algunos hundimientos existentes en el interior.

Hasta que este espacio no esté preparado, los taxis seguirán ubicados en su parada antigua, en la calle Ochoa Ondategui, aunque esta vía se cortará ya al tráfico eljueves, de modo que los conductores tendrán que buscar salidas alternativas desde el barrio del Salvador.

Esta medida fue anunciada por la alcaldesa, Clara Luquero, el pasado 23 de noviembre, cuando presentó los detalles del proyecto de reordenación de la plaza de la Artillería. Y es que los bolardos, en su nueva ubicación, se extenderán desde casi el inicio de la cuesta de San Juan hasta la vía Ochoa Ondategui.

Eso sí, Paloma Maroto, concejala de Obras, aseguró que los bolardos que estén cerrando el tráfico en esta calle se colocarán un poco más separados entre sí que el resto, “no porque ahora se vaya a emplear, sino porque hay que tener en cuenta que en determinados momentos, si se hacen obras en Padre Claret, se va a tener que dejar a los autobuses urbanos que accedan por ahí a la plaza de la Artillería, así que se va a dejar ya preparado para que, llegado el caso, solo haya que quitar la cadena y puedan pasar los autobuses”.

El presupuesto para estos trabajos es algo superior a los 32.700 euros, a los que hay que sumar el coste de la primera intervención que se realizó, en la que se quitaron de la plaza de la Artillería la farola y la isleta, “lo que nos lleva a unos 37.000 euros, un coste modesto”, afirmó Luquero.

Compartir