Publicidad

Con el tradicional villancico Adeste Fideles comenzó una tarde de ambiente navideño y con la que se inició este periodo en la villa. El barítono Luis Santana ejerció de maestro de ceremonias con Antonio López al piano, frente al público que asistió al Convento de Santa Clara para disfrutar de estas inauguraciones.

El pregón navideño estuvo cargado de anécdotas del músico zamorano que, además, es belenista y miembro de la asociación de la ciudad castellana. Precisamente a esta procedencia hizo referencia, a lo “recio” de los de la meseta a la hora de celebrar las fiestas navideñas, sobria y característica manera. Tras saludar a todas las personalidades allí presentes y destacar todas las cualidades de la villa de Cuéllar, hizo referencia a personajes tan destacados como Santa Teresa de Jesús. Pero fueron esas vivencias navideñas las que coparon su discurso, emotivo y cercano, como el de cualquier persona que disfruta las fiestas navideñas en familia y, sobre todo, en torno a los belenes. Recordó que desde pequeño ansía el momento de preparar el Belén, y ya en noviembre marca las fechas. Mencionó a sus padres, las figuras que componían su Belén y la manera en que restauraban las piezas rotas. Momentos melódicos también llenaron la iglesia.

Aficionado al Belén napolitano, explicó que esta es la ciudad en la que siempre es Navidad. Este es uno de los muchos rincones de los que posee bolas para su árbol, las que le recuerdan una experiencia cuando las mira, según comentó. Su pregón inaugural hizo que el público interactuara cantando, y tras desear un 2018 lleno de trabajo, salud y amor, y hacer referencia a la poeta cuellarana Alfonsa de la Torre, cerró el discurso con el villancico Noche de Paz. Una de las clarisas, “la más belenista”, como la presentó el párroco Emilio Calvo, le hizo entrega a Santana de un pequeño Belén en miniatura, un obsequio que hace referencia al mudéjar y que pretende ser un verdadero recuerdo de Cuéllar, también de su asociación de belenistas.

más inauguraciones La tarde fue empalmando una inauguración con otra, un inicio de etapa que muchos cuellaranos esperaban con emoción. Tras el pregón navideño, el sacerdote Emilio Calvo bendijo el Belén de Santa Clara, titulado ‘Cuéllar Reconciliare’ y que sorprendió a todos los presentes. Las iglesias más destacadas están representadas, y el impetuoso Castillo se alza en la composición que la Asociación Cultural de Belenistas de Cuéllar ha preparado con tanto esfuerzo. La concejala de Cultura y miembro muy activo de la asociación fue la encargada de explicar cómo ha sido el largo proceso de creación de todas las miniaturas y edificios. Las figuras que este año se ubican en Santa Clara son las que en años anteriores han llenado el Belén de San Miguel, de la artesana belenista Montserrat Ribés. Lleno de detalles y muy logrado, el Belén Monumental de Cuéllar ha ubicado el misterio en el Ábside de Santiago, algo que también consigue sorprender a los primeros espectadores. Sonia Martín comentó que han sido muchas horas y muchos meses los que ha supuesto obtener el resultado que ahora y hasta el 7 de enero se puede contemplar.

Hasta el 7 de enero podrán contemplarse los belenes y dioramas

Esta es tan solo una de las creaciones que se podrán visitar. El Centro Tenerías acoge la III Colección de Dioramas que cuenta en doce escenas la historia del Niño Jesús. Por otro lado, en la sala cultural Alfonsa de la Torre se localiza el Belén Popular de Rafa Manzanares, una de las composiciones estrella de esta Navidad y que ya muchos cuellaranos quieren visitar, como hacían hace años en el hogar de su dueño. Allí mismo también se encuentra otro Belén procedente de Olot. Y en la iglesia de San Miguel se ubica el último, el Belén Hebreo, totalmente diferente del que se ha podido ver en años anteriores. Tras su bendición por parte del sacerdote, tuvo lugar la última de las actividades planificadas para esta intensa jornada, el concierto del barítono Luis Santana, que después de ofrecer un concierto en Sevilla y otro en San Sebastián, se desplazó hasta Cuéllar para hacer de esta una velada inolvidable. La iglesia de San Miguel volvió a hacer las veces de auditorio, como ya lo hizo con el concierto inaugural de ‘Reconciliare’ y ante un público entregado que combatió el frío de la villa en el templo. Hasta el 7 de enero, Cuéllar es centro de belenismo y Navidad.

Compartir