Publicidad

El magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena acordó ayer mantener la prisión preventiva del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, del exconsejero de Interior Joaquim Forn y de los líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, al entender que pese a no haber riesgo de que se fuguen persiste en ellos el de reiteración delictiva.

Para los otros seis exconsejeros, también investigados en el sumario sobre el ‘procés’, el juez acordó una fianza de 100.000 euros para cada uno. Así, después de que ANC y Òmnium hicieran pago su efectivo, los seis salieron de prisión en la tarde de ayer.

«Amigos y compañeros, vuestra perseverancia derrumbará su sistema corrompido» CARLES PUIGDEMONT

El magistrado había citado a las partes para comunicarles la decisión que ha tomado después de que el pasado viernes les tomase declaración. De este modo, el juez Llarena no aceptó la petición de la Fiscalía y la acusación popular ejercida por Vox de mantener en prisión a la totalidad de los investigados.

Lesividad

Los exconsejeros para los que se acordó fianza son Raül Romeva, Carles Mundó, Dolors Bassa, Meritxel Borrás, Josep Rull y Jordi Turull, quienes deberán realizar comparecencias semanales en sede judicial, tendrán la prohibición de abandonar el país y se les retirará el pasaporte. El magistrado les advierte de que el incumplimiento de cualquiera de las obligaciones impuestas conllevaría su inmediato ingreso en prisión.

«No pararemos hasta que esteis libres. Os queremos en casa» CARME FORCADELL

En relación con el riesgo de fuga, Llarena lo descarta porque cuentan con un profundo arraigo personal, laboral y social, así como disposición para atender los llamamientos judiciales que se les han cursado hasta ahora.

No obstante, considera que la situación de los exconsellers y de los líderes de ANC y Ómnium es similar a la que apreció en el caso de los miembros de la Mesa del Parlamento catalán, en cuanto que su aportación al delito se situaría en principio en un plano de principalidad equivalente al que ofrecía el comportamiento de la presidenta Carme Forcadell.

«Cuando se confirme la victoria republicana, restableceremos la libertad de los que están encarcelados de forma injusta» MARTA ROVIRA

Sin embargo, respecto a la reiteración delictiva, el magistrado distingue entre la actuación de los miembros de la Mesa del Parlamento catalán, en los que el juez aprecia un juicio razonable de riesgo de reiteración delictiva, por la “lesividad” que puede acompañar a la reiteración de sus aportaciones.

El juez individualiza las actuaciones de los querellados y, en el caso de Junqueras, Forn, Sanchez y Cuixart, entiende que “sus aportaciones están directamente vinculadas a una explosión violenta que, de reiterarse, no deja margen de corrección o de satisfacción a quienes se vean alcanzados por ella”.

“El riesgo de reiteración de sus conductas impone a este instructor un mayor grado de rigor y cautela, a la hora de conjugar el derecho a la libertad de los investigados y el derecho de la comunidad de poder desarrollar su actividad cotidiana en un contexto despojado de cualquier riesgo previsible de soportar comportamientos que lesionen de manera irreparable la integridad física”, expone el auto.

El peligro no desaparece con la formal afirmación de que abandonan su estrategia de actuación, “sino que exige constatar que la posibilidad de nuevos ataques haya efectivamente desaparecido, o que se vaya confirmando que el cambio de voluntad es verdadero y real”.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir