Publicidad

La haltérofila española Lidia Valentín se proclamó triple campeona mundial en la categoría de 75 kilos durante el campeonato mundial que se está celebrando en Anaheim (Estados Unidos), completando un palmarés insuperable en el que ya figuraban los títulos de campeona olímpica y campeona de Europa. Es la primera vez que una halterófila española gana una medalla de oro en un mundial absoluto, tanto en categoría femenina como en masculina, y Valentín lo ha logrado por partida triple en las modalidades de arrancada, dos tiempos y total olímpicoa.

El primer oro llegó en arrancada, donde le bastó el primer intento, en el que levantó 110 kilos, para superar a la segunda clasificada, la ecuatoriana Neisi Patricia Dajomes Barrera. En sus dos intentos posteriores, la leonesa levantó 115 y 118 kilos para poner 10 kilos de ventaja respecto a su rival y erigirse en clara favorita para ganar también en total olímpico en este caso.

Antes, confirmó su segundo título mundial al reinar también en dos tiempos con una marca de 140 kilos. El primer intento lo hizo con 130 kilos, para pasar a 135 en el segundo, un registro que ya le aseguraba el oro tanto en esta modalidad como en el total olímpico. Aún así, la deportista leonesa elevó su registro en un tercer intento igualmente exitoso.

De esta forma, Valentín subió a lo más alto del podio mundial, donde no pudo contener las lágrimas y recibió sus tres medallas de mano del presidente de la Federación Internacional, Tamas Ajan, cerrando un gran 2017 en el que también se proclamó campeona europea por tercera vez en su carrera.

La deportista de Camponaraya, que planea retirarse tras competir en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 cuando tendrá 35 años, también tiene en su palmarés tres medallas olímpicas: oro en Londres 2012, plata en Pekín 2008 y bronce en Río 2016.

Además, en la delegación española también compitió en esta jornada Manuel Sánchez, que finalizó en decimotercera posición en la categoría de 94 kilos. El almeriense registró un total olímpico de 350 kilos, tras levantar 155 (arrancada) y 195 kilos (dos tiempos) para mejorar su mejores marcas personales en este sentido.

La halterófila española Lidia Valentín, flamante triple campeona mundial en la categoría de 75 kilos, explicó que ya ha “conseguido todo lo que soñaba cuando era pequeña” y reconoció que ha “disfrutado este momento aún más” por los éxitos en los Juegos Olímpicos que no pudo vivir en su momento debido al dopaje de rivales que quedaron por delante de ella.

“Todavía no me creo que soy campeona del mundo. Ha sido una competición increíble y me he sentido muy bien. Sabía que era el momento y la competición, pero había que hacerla. En todo momento estaba convencida, sabía que si luchaba por ello iba a ganar. Estoy muy, muy feliz porque era la favorita y notaba la presión, pero al final la he canalizado a mi favor”, narró Valentín en declaraciones a ‘LaLiga4Sports’ que recogen los medios de comunicación.

Palmarés

La leonesa, que ya había logrado oros en Juegos Olímpicos y en Campeonatos de Europa, subrayó que ya lo tiene “todo” en su palmarés. “He conseguido todo lo que soñaba cuando era pequeña y empezaba a entrenar. Me quedo con que el sacrificio siempre es la mejor opción”, resumió.

Además, Valentín se refirió al incidente que se vivió con el himno español en la ceremonia de entrega de medallas. “Estaba muy emocionada en el primer cajón del podio y el himno no sonaba. No me creía que fuera verdad, el mejor momento y no sonaba el himno. Luego han puesto un himno que no se de dónde es y al final han puesto el himno español y me he emocionado porque la ocasión lo merece. He disfrutado este momento aún más por el hecho de que no he disfrutado otros”, reconoció ante los medios de comunicación la campeona del mundo en halterofilia en la categoría de 75 kilogramos.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir