Rodrigo González, defensor del Ciudadano
Rodrigo González, defensor del Ciudadano. / ALBERTO BENAVENTE
Publicidad

La memoria anual del Defensor del Ciudadano de Segovia se presentará en un pleno ordinario, al final del mismo pero antes del turno de ruegos y preguntas. La alcaldesa, Clara Luquero, ha asegurado, que el titular de esta figura que promueve la participación y la defensa de los intereses de los segovianos en su relación con el consistorio, dispondrá del tiempo que necesite para detallar su labor.

La medida, que ahorra principalmente los costes por dietas de los concejales por asistir al pleno, se incluye dentro del nuevo estatuto que regula la figura del Defensor del Ciudadano y que fue aprobado por la corporación en el último pleno con el voto a favor de los doce concejales del Grupo Socialista y la abstención del resto.

El concejal de Participación Ciudadana, Andrés Torquemada, explicó que el estatuto actual data de 2003 y después de catorce años se hace necesaria una actualización que ha partido del actual defensor, Rodrigo González Martín, aunque el texto definitivo ha pasado por los servicios jurídicos y por el propio equipo de Gobierno, así como por los grupos políticos.

El portavoz de UPyD Centrados en Segovia, Cosme Aranguren, recordó que su grupo se opone al mantenimiento de esta figura pero valoró el hecho de que no sea necesaria la convocatoria de un pleno extraordinario para que presente su memoria, de ahí la abstención en la votación del estatuto.

Por su parte, la concejal de Ciudadanos, Miriam Sanz, se mostró conforme también con este ahorro para las arcas municipales pero dijo que su grupo no podía validar el nuevo estatuto porque “no se sigue con rigor la consecución de independencia e imparcialidad en cuanto a la dotación de medios económicos para la Oficina de la Defensoría.

Compartir