Publicidad

El atletismo en Segovia ocupa un peso sustancial en el panorama deportivo mediante la representación de varios clubes a lo largo de la provincia. Uno de ellos, que lleva más de tres décadas dedicadas a este ámbito, es el CAS (Club Atletismo de Segovia), una entidad que hunde sus raíces hacia el año 1986. Tras treinta años de historia, han sido muchos los deportistas que han pasado por las filas de este equipo; que siempre se ha inclinado a favor de las disciplinas femeninas impulsando a numerosas integrantes hacia élite nacional. Uno de sus precursores, José Antonio Manrique, continúa ligado al proyecto como director técnico.

El propio Manrique explica la situación actual que cimienta el tejido de la plantilla y los éxitos que recogieron la pasada campaña: “Actualmente, intentamos abarcar todas las secciones, que son muchas y no es fácil. Nuestro pilar es el equipo femenino y este año estamos de enhorabuena ya que consiguieron el título autonómico en pista por primera vez. Un triunfo que es muy difícil lograr, dado que hay grupos muy buenos de chicas en Castilla y León. También hay que destacar el hecho de estar en Segunda División, aunque somos conscientes de que podemos hacerlo mucho mejor”.

La familia del CAS se compone del conjunto Ciudad de Segovia, integrado por las categorías femeninas, y el Venta Magullo, definido por el ramal masculino. El trabajo desempeñado a la hora de potenciar y dar a conocer la filosofía del club le ha llevado a formalizar un total de 230 licencias federadas. “Tener esa cifra de atletas supone un récord para nosotros. Hemos hecho un esfuerzo en la captación de niños y en los últimos años hemos pasado a triplicar casi el número que teníamos, con un precio reducido de 70 euros durante todo el curso. Además, tenemos la sección de motricidad, que ha aumentado acogiendo a unos 60 participantes”, reconoce el administrador técnico.

«Tener 230 licencias federadas supone un récord para nosotros. Hemos hecho un esfuerzo en la captación de niños y en los últimos años hemos pasado a triplicar casi el número que teníamos»

Con los mimbres de la apuesta de la base y el deporte femenino, algunos de los nombres que recientemente ha catapultado la factoría segoviana son la deportista que compite con los colores del Playas de Castellón Sara Gómez (subcampeona de España de 400 metros lisos promesa de pista cubierta y al aire libre) o la promesa que milita en el Bilbao Idaira Prieto (cuarta de España de 1500 m.l. aire libre e integrante de la Selección Española de cross para disputar el Europeo de Samorín del día 10), cuya referencia toman “otras cuatro o cinco atletas con muchas opciones como Laura Luengo, Sandra San Miguel o Daniela Gómez”, asegura. En la parcela masculina, destaca “Rodrigo Santaelena -campeón autonómico de marcha en ruta- y luego está Serafín Pérez, que salió de nuestro club”.

En cuanto al objetivo que se marca el CAS, señala: “Lo principal es formar y crear atletas”. De seguir proyectando un alto rendimiento y aunar recursos, el largo plazo podría tener un salto cualitativo de categoría. “Un deseo en unos años sería que los que han salido de nuestro club para mejorar volvieran para llegar a Primera División. Deportivamente sería viable por su calidad, aunque económicamente sería más complicado dado que para ascender hace falta más de 60.000 euros y nuestro presupuesto total no pasa de los 30.000”, apunta.

Centro de Especialización Técnica de Atletismo

Por otro lado, Manrique también está al cargo del Centro de Especialización Técnica de Atletismo (CETA), que cumple ya diez años. “Es la culminación de una escuela, de manera independiente. Es el paso intermedio entre la formación de base y la élite. El mayor ejemplo que tenemos es Sara Gómez. En este tiempo el balance es de 53 medallas en campeonatos de España, 298 en autonómicos y tres internacionalidades”, recalca.

Compartir