Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia ha acordado en pleno fijar el objetivo de viajeros del servicio de transporte urbano colectivo del año pasado, el 12º del contrato, en 3.105.959 viajeros, una cifra que, además de indicar el uso de los autobuses por los segovianos sirve también para fijar la subvención municipal. El Partido Popular ha votado en contra porque considera que los criterios que se siguen para fijar este objetivo favorecen a la empresa adjudicataria.

En palabras del concejal del Grupo Popular Juan Antonio Miranda, “estamos haciendo una gestión un poquito a medida”. El edil echó mano de una cita bíblica, la del sueño del faraón en la que siete vacas flacas se comen a siete vacas gordas, lo que viene a significar siete años de buenas cosechas seguidos de otros tantos de malas para ejemplificar lo que ha pasado con el contrato, ya caducado aunque prorrogado de este transporte público.

Los populares consideran que los técnicos de la Concejalía de Transportes y Movilidad asumen los criterios de la empresa adjudicataria del servicio “con un fervor maravilloso”, mientras el concejal de área, Ramón Muñoz Torrero, precisó que se aplica una fórmula desde que se comprobó que los objetivos de viajeros no se cumplían año tras año por los efectos de la crisis económica.

La alcaldesa, Clara Luquero, precisó que esta fórmula con distintas variables (paro, población, PIB, etc.) la proporcionó el técnico del servicio junto al interventor municipal, y no la empresa, además de recalcar que “el número de viajeros en este momento en Segovia es altísimo”.

Compartir