Publicidad

Lo que empezó como una excursión de amigos haciendo un guiño a la Navidad, se ha convertido con el pasar de los años, en toda una tradición popular.

Gustavo Redillo, responsable de ‘Deportes La Granja’ empezó hace casi tres décadas a subir hasta la ‘Fuente del Infante’ con varios amigos. Hasta allí llevaban un belén, que anclaban en la zona. Se trataba de una jornada lúdica, en la que, ya de paso, almorzaban juntos alrededor de la Fuente.

Ahora, y desde hace unos años, el Club de Montaña Acebeda organiza el encuentro, al que acuden “unas 150 personas. Lo hacemos el último domingo antes de Navidad”, explica Redillo.

“Hay mucha gente que va por libre y nos encontramos en la Fuente”, relata y añade que “el club nos invita a un almuerzo y cada grupo lleva cosas como chorizo, bollos, vino o incluso cava”. Entretanto, anclan el belén, que es “unas cuatro veces más grande que los que ponemos en casa”.

Pasada la jornada y las Navidades, ya son unos pocos los que, el domingo después de Reyes, suben de nuevo a la Fuente y lo retiran.

Compartir