Publicidad

Lograr una ciudad accesible y preparada para todos sus vecinos, incluso para aquellos con capacidades diferentes, es el objetivo del Ayuntamiento de Segovia. Para ello, según el concejal de Servicios Sociales e Igualdad, Andrés Torquemada, asegura que “en primer lugar hay que seguir avanzando como lo estamos haciendo, dando pasos firmes desde el Consejo Municipal de Accesibilidad, que está integrado por entidades de nuestra ciudad que trabajan por y para las personas con discapacidad, diferentes administraciones y los Colegios de Aparejadores y de Arquitectos de Segovia; y con las ideas que todos van aportando, porque esas ideas poco a poco van a hacer posible que vayamos haciendo de Segovia una ciudad más accesible”.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que “dada la estructura de nuestra ciudad y como está constituida, en determinados lugares es muy complicado lograr la accesibilidad total, pero no por eso hay que tirar la toalla, sino que habrá que hacer un mayor esfuerzo”, explica Torquemada, quien apuesta por hacer las intervenciones que se pueda en los edificios emblemáticos y más antiguos, siempre que lo permita la Ley de Patrimonio, “y en el resto de sitios ser muy vigilantes y exigentes con todo tipo de licencias nuevas que se conceden y todo tipo de permisos, para que garanticen y avalen esa accesibilidad”.

De momento, anuncia el concejal, el Ayuntamiento ya ha comenzado a estudiar la accesibilidad en el centro de la ciudad, y se ha realizado un estudio para conseguir una accesibilidad real en el Centro de Recepción de Visitantes, no solo en la entrada, sino en todo el edificio. En la última reunión del Consejo Municipal de Accesibilidad, “precisamente con motivo de este Día Internacional de las Personas con Discapacidad, se acordó hacer un grupo que estudiara por zonas nuestra ciudad y en un primer momento se acordó la avenida del Acueducto. Hemos empezado predicando con el ejemplo, por el Centro de Recepción de Visitantes. En breve conoceremos el resultado de ese estudio y todo lo que se ha aportado en relación a las necesidades de accesibilidad. Son actuaciones dentro del propio edificio”, explica y dice que “vamos a ver cómo se pueden ir acometiendo, porque tenemos la intención de que se haga efectivo”.

Es más, “me aventuraría a decir —continúa Torquemada— que, de una vez por todas, hay que hacer accesible el edificio del Ayuntamiento de Segovia, porque no sirve que se entre por la calle Escuderos, que se acceda por allí, no, desde la puerta principal todas las personas tienen que poder entrar y yo creo que haciendo un estudio, que se va a encargar al aparejador y a los técnicos de Urbanismo, se buscará la solución, para salvar esas escaleras”.

El objetivo es que estas intervenciones se extiendan por toda la ciudad. “Vamos a ir poco a poco y no solo en los edificios municipales, porque el Consejo de Accesibilidad ha dicho que tenemos que estudiar todo el conjunto de la ciudad, por lo tanto habrá que implicar también a otras administraciones”, afirma el edil.

Y es que “tenemos que darnos cuenta de que hay que incorporarlo como algo normal y habitual en nuestras vidas, no estamos haciendo nada excepcional. A mí me gustaría que todos, en algún momento, utilizáramos una silla de ruedas o nos vendáramos los ojos para ver realmente cómo se vive de esa manera, porque todos en algún momento podemos tener esa necesidad. Todos debemos implicarnos. Sé que es complicado pero no por ello hay que cesar en el intento y en la obligación, porque esto hay que tomarlo como una obligación, tiene que haber iguales derechos para todos”, concluye Torquemada.

Compartir