Publicidad

La llegada de la nieve y el brusco descenso de las temperaturas que se ha registrado esta semana en la provincia, han favorecido que se den las mejores condiciones para que las estaciones de esquí adecúen las pistas y adelanten el inicio de la temporada al próximo puente de la Constitución, a diferencia de las últimas campañas. Así lo confirmaba ayer el gerente de la estación de La Pinilla, Ángel González, cuya intención es abrir las instalaciones el próximo miércoles 6 de diciembre, día de la Constitución, en la primera jornada del largo puente festivo.

Sin duda, el sistema de cañones de innivación artificial con el que cuenta la estación de Cerezo de Arriba permitirá que la superficie esquiable esté perfectamente preparada para el miércoles. La producción de nieve comenzó en la noche del martes, y según explicó Ángel González, desde el pasado viernes a las diez de la noche ha sido continuada, hasta mañana a las ocho. El gerente comentaba que la pista estrella de La Pinilla, Gran Plató, “está bastante bien”, por ayer, así que para el miércoles presentará el espesor adecuado para la práctica del esquí. “Ahora nos queda trabajar en una parte de Retorno, para poder ofrecer la estación en las mejores condiciones a nuestros clientes”. Y en La Pinilla no pierden de vista la posibilidad de fabricar nieve en cualquiera de las otras pistas, si el tiempo lo permite, siendo la prioridad Gran Plató y Retorno.

Ángel González está pendiente también de otro problema, que suele afectar a La Pinilla, por la ubicación en pleno Sistema Central. “La producción de nieve no la llevamos mal, las temperaturas están bien, pero ahora lo que me preocupa es el viento”. Sin embargo, es optimista y confía en que el viento no obligue a parar la producción de nieve.

El gerente de La Pinilla está animado de cara al inicio de la campaña la semana que viene, y prevé que las condiciones se mantengan, ya que el siguiente fin de semana se anuncia otra bajada importante de las temperaturas, “por lo que seguiremos trabajando en la ampliación de superficie esquiable”.

En los meses previos al inicio de la campaña de esquí, el equipo de La Pinilla ha trabajado también en la mejora de las instalaciones. Siempre con la limitación de recursos económicos que sufre la estación segoviana, según afirma Ángel González, “estamos intentando renovar el telesilla de la estación, poco a poco por piezas”. Y esta año, en junio, se acometió la instalación del rodamiento de la polea motriz, que no se cambiaba desde hace 27 años. “Además, hace una semana hemos cambiado el motor principal eléctrico y ya hemos contratado la instalación del nuevo cuadro eléctrico. Vamos renovando activos para alargar la vida de La Pinilla”, concluyó.

BUENAS SENSACIONES

Por otro lado, las otras dos estaciones de esquí de la provincia de Segovia, Navacerrada y Navafría, también transmiten buenas sensaciones de cara a la nueva temporada. Aunque no concretan cuando será la apertura de sus instalaciones, a través de las redes sociales anuncian a los aficionados al esquí que todo hace presagiar que también será en los próximos días.

Navacerrada ya ha puesto en marcha asimismo su sistema de producción de nieve artificial, y junto a las nevadas que estos días se han registrado en el Puerto, explican que “esperamos crear una buena base de cara a la apertura de las pistas”.

Y el Centro de Esquí Nórdico de Navafría publicaba ayer en su página web que ya se habían recogido tres centímetros más en la noche del viernes al sábado, que se suman a los cinco acumulados el jueves, “y aunque lo hace de forma débil, sigue nevando. En total acumulados cerca de diez centímetros (ayer al mediodía)”. En Navafría continúan valorando el estado de las pistas, y son también optimistas.

Compartir