Publicidad

La nieve copó el protagonismo a lo largo de todo el fin de semana en los distintos campos de fútbol de la provincia, siendo aplazados numerosos partidos. Los tres partidos fijados en territorio segoviano de la Regional de Aficionados no pudieron celebrarse. De esta manera, el encuentro de La Albuera entre el Unami y el CD Tardelcuende, el de El Hospital del CD La Granja y la Universidad de Burgos, y el de Los Pinos de San Rafael de El Espinar y el CD Villamuriel se dejaron para otra fecha, aún por determinar. Otros asaltos de esta competición como el Norma San Leonardo contra el Polideportivo Salas, el Villarcayo Nela frente al Carejas Paredes y Briviesca Norpetrol ante el CD Colegios Diocesanos tampoco pudieron llevarse a cabo.

En la Provincial de Aficionados se suspendió el enfrentamiento de Santa Clara entre el CD Cuéllar Balompié y el CD Quintanar. Asimismo, en los Juegos de Edad tampoco pudieron dirimirse varios encuentros choques, como los que debía enfrentar a CD La Granja y el CD La Lastrilla B, y el del Arcángel y el Monteresma C en alevines, o el Monteresma B y el Quintanar C en infantiles.

En la Segunda benjamín, sufrieron las consecuencias metereológicas los duelos entre la plantilla granjeña y el CD Claret D y el del Arcángel frente al Monteresma B. Por otro lado, el conjunto del Monteresma que milita en la Regional juvenil también vio como su partido en dominios abulenses contra el Zona Norte se aplazó.

Sin embargo, sí se disputaron varios encuentros previstos en los campos de hierba artificial anexos al pabellón Pedro Delgado, e incluso en una zona siempre complicada como es Riaza, sí se pudo celebrar en el campo de Las Delicias el choque que enfrentó al Spórting Riazano con el CD Carbonero de primera provincial.

Compartir