Publicidad

El Real Madrid no pasó del empate en su visita al Athletic (0-0) y dejó escapar una gran oportunidad para seguir recortando distancia al FC Barcelona, que no pudo con el Celta unas horas antes, además de dejar una insípida imagen en su partido de la decimocuarta jornada de Liga.

En San Mamés, el equipo de Zinedine Zidane no demostró ni el hambre necesario tras el favor del Celta, ni el acierto que se le presupone al actual campeón de Europa. Además, la expulsión de Sergio Ramos complicó el tramo final del partido para un Real Madrid que incluso pudo haberse ido de Bilbao con los bolsillos vacíos.

La jornada era más que propicia para los blancos, conscientes de que horas antes el Barça había tropezado en casa. Sin embargo, el Madrid fue incapaz de que los bilbaínos, que atraviesan uno de sus peores momentos, hincasen la rodilla en un partido tibio que volvió a tener a Kepa en uno de sus protagonistas.

Ni el once de Cardiff, ni la vuelta de Ramos, que jugó con máscara protectora, dieron aire a un Real Madrid que —eso sí— lo intentó en múltiples ocasiones. La primera llevó la firma de Benzema, a los ocho minutos, con un disparo a la base del poste y la segunda, también en la primera mitad, gracias a un control y un lanzamiento de Cristiano.

Los del ‘Kuko’ Ziganda replicaron ganando la espalda a la zaga merengue con un Williams muy incisivo. El ariete del conjunto vasco fue el más avezado a la media hora de partido en una acción que detuvo Keylor Navas con mucho mérito. Aduriz, en otra intervención colectiva, volvió a toparse con el meta costarricense.

El Athletic fue creciendo hasta el descanso, olvidando la baja de Laporte y la lesión de Iturraspe, sustituido en el minuto 38, pero la segunda mitad ofreció otra cara bien distinta de los ‘leones’. Los locales recularon y apostaron por defender sin concesiones. Salvo dos acciones de Aduriz —en una reclamó penalti de Ramos—, el Real Madrid dominó por completo el acto final.

Sin ideas ni puntería

De hecho, los pupilos de Zidane tuvieron entre 10 y 15 minutos de control absoluto, pero sin materializar ocasiones o, al menos, sin mucho peligro. La falta de verticalidad, de ideas y de puntería, todo esto sumado a las manos de Kepa, evitaron que cambiase el marcador en un partido más que disputado.

El Athletic, que pidió la hora durante muchos minutos, terminó teniendo el reloj a su favor tras la segunda amarilla a Sergio Ramos (minuto 87). El de Camas saltó en una disputa con Aduriz y Mateu Lahoz interpretó que el andaluz sacó el codo. Fue entonces cuando los rojiblancos, en su afán por dejar en el tintero la derrota con el Formentera, pudieron haberse llevado los tres puntos.

Pero no llegó el gol de los locales, ni tampoco las ocasiones de un Real Madrid que no solo deja escapar dos puntos, sino que también pierde a Carvajal y Casemiro por amonestaciones y a Sergio Ramos por la expulsión, para recibir al Sevilla la próxima jornada. El punto es el mismo, pero deja mucho mejor sabor de boca a los de casa que a un Real Madrid que no termina de arrancar.

FICHA TÉCNICA

ATHLETIC CLUB, 0 – REAL MADRID, 0.

ATHLETIC CLUB: Kepa; De Marcos (Lekue, min.71), Núñez, Exteita, Balenziaga; Iturraspe (San José, min.38), Mikel Rico, Susaeta, Raúl García; Williams (Córdoba, min.83) y Aduriz.

REAL MADRID: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, Isco (Kovacic, min.82); Cristiano y Benzema (Mayoral, min.82).

ÁRBITRO: Mateu Lahoz (C.Valenciano). Amonestó con tarjeta amarilla a Casemiro (min.73), Carvajal (min.91) y Cristiano (min.93) en el Real Madrid y a De Marcos (min.45) y Etxeita (min.56) en el Athletic. Expulsó a Sergio Ramos por doble amonestación (min.11 y 87) y a Chendo (min.93), delegado del conjunto blanco.

ESTADIO: San Mamés. 44.884 espectadores.

INCIDENCIAS: El pelotari de Amezketa, Jokin Altuna, realizó el saque de honor en los prolegómenos del partido con motivo de la consecución del Campeonato de Euskadi del Cuatro y Medio de 2017.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir