Publicidad

El Ministerio de Exteriores de Corea del Norte está convencido de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, “está suplicando por una guerra nuclear”, según un comunicado recogido este sábado por la cadena estadounidense CNN.
“Trump está orquestando un juego nuclear extremadamente peligroso”, advirtieron desde el Ministerio, antes de calificar al presidente de EEUU como “un demonio nuclear”.

Los comentarios llegan pocas horas antes del comienzo de un ejercicio militar conjunto entre Seúl y Washington, actividad que siempre provoca la ira del Gobierno norcoreano.

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, afirmó este fin de semana que Estados Unidos “juega con fuego” con declaraciones como las de su embajadora ante Naciones Unidas, Nikki Haley, quien manifestó el miércoles que Corea del Norte será “completamente destruida” en caso de que se desate una guerra a nivel mundial.

“Si alguien tiene ganas de usar la fuerza para aniquilar a Corea del Norte, como ha dicho la enviada de Estados Unidos en la ONU (con una retórica sanguinaria), creo que es un gran error y un intento de jugar con fuego”, dijo Lavrov este viernes, según la agencia TASS.

El jefe de la diplomacia rusa insistió en que Moscú “hará todo lo posible” para evitar que se desate un conflicto armado y garantizar que la actual escalada de tensiones “se resuelve exclusivamente por medios políticos y diplomáticos pacíficos”.

Washington ha reavivado sus críticas contra Pyongyang a raíz de que esta semana lanzase un nuevo misil balístico intercontinental. “El dictador de Corea del Norte tomó una decisión que pone al mundo más cerca de entrar en guerra, no al revés”, aseveró Haley, quien añadió que “si se desata una guerra, será por las continuas agresiones de Pyongyang”.

Por otro lado, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, advertió de que Japón y Corea del Sur serían las primeras víctimas de una guerra en la península de Corea y les advertió del riesgo de alinearse con las “provocaciones” de Estados Unidos.

“Al condenar las aventuras misilísticas y nucleares de Pyongyang no podemos no hacer lo mismo ante el comportamiento provocativo de nuestros socios estadounidenses. Lamentablemente, intentan arrastrar a su lado a los japoneses y los surcoreanos que (…) se convertirán en las primeras víctimas si estalla una guerra en la península de Corea”, afirmó Lavrov en una entrevista con la cadena bielorrusia STV recogida por la agencia de noticias rusa Sputnik.

Sanciones

Además, Lavrov destacó que Rusia cumple con las sanciones que el Consejo de Seguridad de la ONU contra Corea del Norte. “Rechazamos las aspiraciones de Corea del Norte de hacerse con armas nucleares”, subrayó, al tiempo que ha demandado que se abandonen las amenazas e insultos y encontrar una vía para reanudar las negociaciones.
Corea del Norte disparó el 29 de noviembre un nuevo misil balístico intercontinental (ICBM), bautizado Hwasong-15, que según Pyongyang, es capaz de portar una cabeza nuclear de gran tamaño y alcanzar “todo el territorio de Estados Unidos”.

El misil voló a 950 kilómetros y alcanzó una altura de 4.475 kilómetros, lo que implica un avance en el programa de armas nucleares del régimen de Pyongyang.

En cuanto al conflicto entre las fuerzas ucranianas y los separatistas del este del país, Lavrov ha señalaso que los asesores de los líderes del Cuarteto de Normandía volverán a negociar en breve.

“Continuaremos esforzándonos, en particular en Minsk, que sigue otorgando oportunidades para celebrar negociaciones del Grupo de Contacto que en breve se reanudarán a nivel de los asesores de los líderes de los países del Cuarteto de Normandía”, señaló.

Compartir