Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, lamentó “desigualdades” en materia fiscal ante la repercusión de acciones como la reforma del Cupo Vasco, un punto en el que ha advertido de que Castilla y León “entre los vecinos de arriba y los de abajo” (País Vasco y Madrid)se queda sin ingresos.

En una entrevista, el presidente de la Junta reseñó que la autonomía política también requiere autonomía en materia financiera y fiscal y adoptar decisiones en torno a estas materias. No obstante, insistió en que Castilla y León es una región “ancha y larga” con vecinos “variopintos” como el País Vasco con sus propias competencias y Madrid con políticas tributarias como la práctica eliminación de los impuestos de patrimonio y sucesiones que Castilla y León “no se puede permitir”.

En cuanto al País Vasco lamentó que sus responsables no hayan “cuidado” que 24 horas después de que se anunciara el nuevo Cupo se informara de una bajada de un impuesto de sucesiones, algo que “pueden hacer ellos y no otras comunidades”. “Quién va a invertir en Miranda de Ebro o en Burgos sabiendo que en Álava va a tener ventajas fiscales de esa naturaleza”, se preguntó el presidente.

“Yo necesito algunos ingresos, si no, entre los vecinos de arriba y de abajo, me quedo sin ingresos propios y no puedo financiar, algo que no lo necesito para mí, para embajadas, ni para mi vida lujosa, que no tengo, sino para financiar la sanidad, los servicios sociales o la educación en el ancho y largo medio rural”, aseveró.

No obstante, reiteró su petición al Ministerio de Hacienda de “buscar equilibrios” aunque ha comprendido que el Gobierno central debe buscar los apoyos necesarios para aprobar el Presupuesto General del Estado para 2018 después de que el PSOE “no se ponga al teléfono”.

“Nadie nos ha explicado las cifras sobre las cuales se ha hecho el cálculo del Cupo, hemos conocido informes reiterados que ponen de manifiesto desigualdad importantísima y creciente entre financiación que recibe un ciudadano del País Vasco y de otras comunidades”, reseñó Herrera.

En este foro tachó de “ocurrencia” la propuesta del candidato socialista a presidente de la Generalitat de Cataluña, Miquel Iceta, de crear 17 agencias tributarias en el conjunto del país. “El momento es muy complicado, le tengo mucho respeto a Iceta y puede a partir del 21 de diciembre juegue un papel fundamental para mantener la racionalidad y para dar continuidad a una presencia activa de Cataluña en el modelo constitucional”, destacó el presidente.

No obstante insistió en que actualmente se vive un momento “muy complicado” y consideró que ante la campaña electoral en Cataluña no se puede “trufar el debate de propuestas que pueden ser guiños a determinados sectores pero que abren melones muy complicados”.

FuenteEuropa Press
Compartir