La portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos. / europa press
La portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos. / europa press
Publicidad

La portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, admitió la posibilidad de que se deba y se pueda hablar sobre el endeudamiento de las comunidades autónomas con motivo de la negociación del futuro modelo de financiación pero ha sido tajante al advertir de que las posibles quitas tienen que ser “para todos” y no sólo para los territorios que necesitaron ayuda del Estado al no poder acceder a los mercados.

“Si se abre y se plantea la quita para las comunidades autónomas que necesitaron que les apoyara el Estado porque no podían financiarse fuera porque tenían problemas de endeudamiento más allá de lo que lo tenían otros no parece razonable que se apoye más a quien no ha cumplido y a quien ha gastado más sin tener que a quien no lo ha hecho”, sentenció para recordar que comunidades que no optaron al FLA como Castilla y León consiguieron resolver problemas al Estado.

De este modo se pronunció la portavoz a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno sobre la propuesta del líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, de condonar parte de la deuda a Cataluña u otras comunidades.

“Hay que ser serios y dejar de improvisar cada día con una cuestión”, advirtió Marcos para quien lo necesario en estos momentos es hablar sobre todo el modelo de financiación autonómica sin planteamientos diferentes por cada una de las comunidades. En este sentido, reclamó que se abra una mesa de negociación en la que se trabaje de forma rigurosa para buscar el equilibrio en la financiación y la sostenibilidad de los servicios en cada territorio con sus diferentes características, como reivindicó siempre Castilla y León.

Por otro lado, la portavoz de la Junta consideró “razonable” que la financiación local se negocie en paralelo con el modelo de financiación autonómica si bien ha admitido que no se sabe aún en qué términos ya que el proceso acaba de empezar. “Hay que darle agilidad pero también profundidad y normalidad al tema”, defendió Marcos para quien debe ser el CPFF el que avance en ambos sentidos.

Marcos también consideró “razonable” que las entidades locales puedan disponer de sus propios fondos, en referencia a la inversión del superávit de los ayuntamientos, pero recordó a renglón seguido que no se trata de una competencia de la Junta. Dicho esto, abogó por buscar el equilibrio entre el necesario pago de la deuda con la activación de la economía y el gasto.

En cuanto al Cupo Vasco, la portavoz volvió a reclamar la misma financiación ponderada por persona para Castilla y León que para el País Vasco ya que todos los ciudadanos tienen los mismos derechos para insistir en las dudas planteadas ya por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, respecto a si aumentaron o no las diferencias respecto al desequilibrio inicial en el que se partía para recordar también que ya se ha anunciado una rebaja del Impuesto de Sociedades en País Vasco.

“Parece que hacia la igualdad no vamos cuando Castilla y León no tiene ninguna capacidad sobre este impuesto”, lamentó la portavoz quien auguró “claras ventajas competitivas” en Álava, por ejemplo, que en cualquier otra provincia de otras comunidades limítrofes.
Marcos volvió a trasladar también la “lealtad” de la Junta que entiende también las dificultades del Gobierno de la nación para sacar adelante los presupuestos de 2018 para los que no cuenta con el apoyo del principal partido en la oposición, en referencia al PSOE.

Milagros Marcos aseguró que la Junta defenderá “siempre” los intereses de Castilla y León “con todos los mecanismos” a su disposición sin intención de perjudicar a los habitantes del País Vasco pero sí para defender a los castellanoleoneses.

FuenteEuropa Press
Compartir