El 62,43% de los pacientes de la región cumple con los tratamientos médicos prescritos

50
La media nacional es del 50 por ciento en el cumplimiento de tratamientos. /e.p.
La media nacional es del 50 por ciento en el cumplimiento de tratamientos. /e.p.
Publicidad

Castilla y León es una de las comunidades con mayor nivel de adherencia a los tratamientos ya que el 62,43 por ciento de los ciudadanos cumple adecuadamente los tratamientos prescritos, frente al 50 por ciento de la media nacional, según el Estudio Nacional de la Adherencia al Tratamiento en Patologías Crónicas del Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (OAT).

Estos y otros datos, así como los planes, estrategias y herramientas en adherencia implementadas en Castilla y León, fueron abordados ayer en una jornada organizada en las Cortes regionales por el OAT y la Gerencia Regional de Salud de la Consejería de Sanidad de Castilla y León, en la que participó el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.

El Estudio Nacional del OAT es el primero de sus características llevado a cabo en España, no sólo por el número de pacientes entrevistados (6.300), sino también por el número de patologías estudiadas (las doce patologías crónicas más comunes en España) y por el número de variables analizadas (38).

El resultado, según la vocal del Comité Científico del OAT, Pilar de Lucas, es “una fotografía hasta ahora nunca vista en España sobre los perfiles de pacientes no adherentes por patología, que abre multitud de visiones y oportunidades para mejorar los resultados en salud y que nos recuerda que no es posible abordar la falta de adherencia si no es desde una perspectiva multidisciplinar”.

En el caso de Castilla y León, las respuestas de los pacientes indican que el grado de adherencia es más alto, además, en las tres patologías crónicas más prevalentes en la región: hipertensión, colesterol y diabetes.

En cuanto a los motivos de la falta de adherencia registrada por el 37,57 por ciento de los pacientes de Castillas y León, el olvido de la toma de los medicamentos fue el más mencionado. Un 22 por ciento de los encuestados así lo indicó.

Además, un 15,75 por ciento reconoció no cumplir el horario de las tomas; un 18,23 por ciento señaló que deja de tomar la medicación si se siente mejor y un 12,43 por ciento lo hace si se siente peor.

FuenteEuropa Press
Compartir