Publicidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado varios posibles casos de difteria entre los rohingya que han escapado de la violencia en Birmania y se han refugiado en Bangladesh y ha expresado su temor por el inicio de un brote de una enfermedad potencialmente mortal.

Más de 620.000 personas se vieron oblñigadas a huir del estado birmano de Rajine desde finales de agosto, a raíz de varios ataques insurgentes que desencadenaron una fuerte represión por parte de las fuerzas de seguridad. En total, el número de refugiados rohingya en Bangladesh sería ya de unos 820.000.

La OMS, en su informe anual, ha confirmado que una mujer de 30 años fue considerada como un posible caso de difteria el 10 de noviembre. Sin embargo, abandonó el tratamiento dos días después y el personal de la agencia no ha podido localizarla.

El 19 de noviembre, un hombre de la misma zona, Balujali, presentó síntomas que encajaban con la difteria, mientras que también enfermó otro miembro de su hogar. El informe de la OMS no confirma la enfermedad a la espera de los análisis de muestras obtenidas mediante exudado faríngeo.

La difteria está provocada por una bacteria que causa problemas en tejidos y órganos y se combate mediante la administración de antitoxinas. Según la OMS, la tasa de mortalidad de esta enfermedad infecciosa puede llegar hasta el 10 por ciento.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir