Una goleada como estímulo

El Unami CP se impone con superioridad al Cidade de Pontevedra (8-1) y toma impulso en la clasificación

Después de cinco jornadas perdiendo, el Unami goleó al Cidade de Pontevedra por 8-1 en el pabellón Pedro Delgado, en un duelo en el que fueron superiores ante una plantilla, todavía por hacer, en la que algunas jugadores terminaron sobrecargadas de minutos dado su justa convocatoria con la que llegó a Segovia. Tres goles de Laura Llorente y un gol de Vero, María, Rocío, Carré y otro en propia definieron el abultado triunfo segoviano. Una victoria que sirve como estímulo para que el equipo afronte las siguientes jornadas con la intención de enfilar una dinámica positiva que de le regularidad en la clasificación de la Segunda División. Por parte de las visitantes marcó Pau.

Luis Martín tomó parte en el asalto con Carmen -bajo palos-, Marina, Lauri, Carré y Rocío. El rival, por su parte, lo hizo con la guardameta María, Heba, Maite, Nere y Pau. Ambos conjuntos comenzaron defendiendo a media cancha, a la expectativa de ver las cartas con las que se presentaba el rival. Los primeros minutos fueron de tanteo a la espera de que un equipo tomara las riendas del partido.

Consumidos cinco minutos, el entrenador segoviano introdujo cambios y salieron Cris, Llorente, Vero y María. El técnico gallego apenas movió su quinteto con la única entrada de Rebeca. Con esta formación, el Unami fue atemperándose y, tras intentarlo Cris con disparos lejanos, Llorente abrió el marcador después de recibir una asistencia medida de Vero. Con el resultado de cara, el cuadro segoviano profundizó en la incipiente herida y, primero Vero y segundos después María, implementaron la comodidad del 3-0. La suerte no estaba de cara a las visitantes y llegaron a meterse un gol en propia puerta a raíz de un saque de banda de Marina.

El desnivelado y corto fondo de armario con el que llegaron al Pedro Delgado fue diezmando a las de Pontevedra, a medida que ‘las azules’ tomaban mayor control. Una ocasión de Heba impulsó a las gallegas y, poco después, Pau aprovechó un balón muerto sobre la línea del área y recortó distancias. Para tratar de que el Unami no tuviera el dominio del esférico y desestabilizar a su defensa, el Cidade salió de cinco con la propia portera cuando todavía quedaban cinco minutos en el electrónico. Sin embargo, este sistema favoreció a las locales y Rocío hizo el quinto antes del descanso.

Más castigo Con la reanudación del encuentro, los dos entrenadores cambiaron a sus porteras; tomando presencia Laura por las segovianas y Anouk por las visitantes. ‘Las azules’ siguieron imponiendo su esquema y María y Llorente, tanto en combinaciones entre ellas como en acciones individuales, causaron problemas a la zaga contrincante. No lograron añadir más ventaja y el Pontevedra apostó por atacar con Anouk de cinco, aunque sin encontrar eficacia. Un gol de Carré, tras una jugada compartida con Vero, y otros dos de Llorente terminaron por sellar el triunfo del Unami.

FuenteAlejandro Martín  SEGOVIA
Compartir