El Seprona investiga la instalación de un ‘cable trampa’ en Bernardos

Los autores lo habían colocado a una altura determinada para provocar daños a caminantes, ciclistas o motoristas

Agentes del Seprona de la Guardia Civil de Segovia y agentes medioambientales del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León han localizado hace unos días, a unos dos kilómetros de la presa del Río Eresma, en el término municipal de Bernardos, un cable acerado que se encontraba preparado para provocar accidentes. El cable estaba situado de lado a lado de una senda, y fijado de un árbol a otro, y a unos 1,70 metros de altura del suelo, con unas piedras atadas en los extremos, que hacían las veces de contrapeso y mantenían el cable tenso.

El cable se encontraba en una senda transitada habitualmente por personas que practican deportes como el senderismo, la circulación con vehículos a motor, bicicletas, y otros vehículos.

De este modo existía un peligro evidente, ya que la altura a la que estaba colocado el cable puede coincidir con el cuello de una persona que transite tanto a pie como en bicicleta o motocicleta, alertó la Subdelegación del Gobierno en una nota de prensa.

Por parte del Seprona de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia se ha abierto una línea de investigación y vigilan de forma permanente la zona en colaboración con los agentes medioambientales.

Se recuerda que este tipo de hechos pueden ser tipificados como delitos contra la seguridad vial, y castigados con la pena de prisión de hasta dos años, agravándose en caso de que se produzcan lesiones graves hasta cinco años de prisión.

Finalmente se apela a la sensibilidad de los ciudadanos para que, en el caso de localizar objetos de estas características, lo pongan en conocimiento de la Guardia Civil a través del 062.

FuenteE. A.  SEGOVIA
Compartir