Publicidad

El Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY) condenó ayer al ex comandante serbobosnio Ratko Mladic, conocido popularmente como ‘el carnicero de Bosnia’, a cadena perpetua por el genocidio de la población bosniaca en Srebrenica, así como por los crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos cometido durante el conflicto armado (1992-1995).

De los once cargos que pesaban contra Mladic, fue declarado culpable de diez de ellos, incluido el del genocidio de Srebrenica, el más importante. No obstante, se libró del cargo de genocidio por buscar el exterminio de la población bosniaca y bosniocroata.

FuenteEuropa Press  MADRID
Compartir