El Viveros Herol ya ha perdido dos partidos en el último segundo

El equipo no está teniendo la fortuna de su lado en el desenlace de los encuentros, aunque a pesar de sus tres derrotas consecutivas se mantiene en la zona alta

Ganar nunca es fácil, y menos todavía en una categoría tan igualada como la División de Honor Plata, en la que hasta el último segundo cuenta. Y, si no, que se lo digan al Viveros Herol Nava, que ha visto cómo en los dos últimos partidos se le han escapado sendos empates que se había trabajado a pulso ante oponentes que tuvieron la fortuna de anotar en la última acción de sus respectivos partidos.

Evidentemente no es normal ceder dos encuentros consecutivos por un gol recibido en el último segundo, pero la realidad es esa. Frente al Alcobendas fue un lanzamiento de cadera de Alfonso de la Rubia el que supuso la derrota, y el sábado ante el Villa de Aranda, un lanzamiento desde el extremo de Guillermo Martín dejó al Viveros Herol sin un punto que parecía conseguido después de que Filipe Martins hubiera batido la portería local a diez segundos para el final, colocando el empate a 29 goles.

Viendo el vaso medio lleno, salvando el encuentro en Palma del Río, el Viveros Herol ha llegado ‘vivo’ a todos los partidos, lo que refleja la competitividad de un grupo de jugadores que se mantiene en la cuarta plaza de la clasificación superado el ecuador de la primera vuelta, tras haber jugado contra el primero, el segundo, el quinto y el sexto de la tabla. Y todo ello sin tener a toda la plantilla al completo, puesto que aún se espera a Oleg Kisselev.

En el apartado negativo quedan algunos apartados que han de mejorarse, como una mayor aportación de jugadores como Llopis o Tello, importantes el año pasado y que parecen no haberse adaptado bien a su situación en la presente campaña, además de tratar de evitar entrar en los encuentros sin la intensidad competitiva suficiente como para no permitir que el rival se coloque por delante con varios goles de renta. Sucedió en Palma del Río, y también en el partido del pasado sábado en Aranda. Tocó remar mucho para igualar el marcador, y eso siempre acaba siendo una rémora en los compases finales.

El Viveros Herol jugará en Nava la próxima jornada de Liga frente al Ikasa BM Madrid, equipo que ha ganado en dos de sus tres últimos compromisos, resultados que le han servido para salir de la última plaza de la tabla, pero no de las posiciones de descenso a Primera Estatal.

FuenteJ.M.  SEGOVIA
Compartir