El debate sobre cascos históricos vivos cala en la asamblea de CEAV celebrada en Segovia

Las asociaciones de vecinos de toda España solicitarán al Gobierno una rebaja del IVA en el recibo doméstico eléctrico

El debate sobre la manera de que los cascos históricos de las ciudades se mantengan “vivos” ha calado en la asamblea que este fin de semana ha celebrado en Segovia la Confederación Estatal de Asociaciones de Vecinos (CEAV), reuniendo a un centenar de representantes de toda España, la voz de unas 3.000 organizaciones repartidas por todas las comunidades autónomas que, a su vez, aglutinan a más de un millón de asociados.

El presidente de CEAV, Juan Antonio Caballero, afirmaba a la conclusión de la asamblea, celebrada en la sala municipal de La Alhóndiga, que se habían cubierto los objetivos, entre los que también se encontraba el reforzamiento de la junta directiva desde un punto de vista interno.

Sobre los cascos históricos, Caballero informó de que los representantes vecinales habían tratado este asunto desde múltiples perspectivas, “y muy interesantes todas: la sostenibilidad, movilidad, el urbanismo…”.

Desde Castilla y León, una de las Comunidades Autónomas con mayor patrimonio cultural y con cascos históricos reconocidos por la UNESCO como Patrimonio Mundial, como es el caso de Segovia pero también de Ávila o Salamanca, el presidente de CAVECAL, José María Collados, comentaba que esta asamblea estatal había debatido sobre “lo que siempre estamos diciendo, que hay que compatibilizar el turismo con la tranquilidad de los vecinos”. La ciudad tiene que ser un lugar que pueda salir adelante desde un punto de vista económico, gracias a la actividad del sector turístico, “pero también hay que respetar a las personas que viven en esas zonas y las que viven en toda la ciudad, que también pueden disfrutarlas, hacer vida en ellas”, añadió.

En este sentido, al igual que el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Segovia, Juan Bautista Mullor, Collados considera que “en algunos casos al final se convierten —los centros históricos— en guetos, como hemos visto durante esta asamblea, y en otros casos en escaparates. Creemos que el centro tiene que ser también el lugar donde viva la gente”.

Mullor puntualizó que se estaba observando en Segovia, como también en la práctica totalidad de las ciudades españolas, “que se está incrementando el número de espacios dedicados a bares, cafeterías, etc. y en detrimento de la movilidad de los ciudadanos”, en referencia, entre otras cuestiones, a la proliferación de terrazas de hostelería.

ELÉCTRICAS Entre los asuntos que más preocupan a los ciudadanos en los últimos años, se encuentra el del precio de la electricidad de consumo doméstico. E presidente de CEAV informó de que, entre las novedades incorporadas en esta asamblea, se encuentra “incorporar la reducción del IVA como una campaña específica dentro de la campaña general contra el abuso de las eléctricas con el actual sistema de mercado eléctrico”. Anunció, además, una reunión con el Defensor del Pueblo, que ha iniciado recientemente una actuación de oficio ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para que este organismo le informe sobre los avances en la investigación abierta tras la fuerte subida de los precios de la electricidad.

Por otra parte, la asamblea celebrada en Segovia aprobó ayer una decena de resoluciones sobre aspectos como la violencia de género, la atención a los mayores o las listas de espera en la sanidad pública, entre otras.

Caballero ha querido agradecer públicamente, a través de las páginas de El Adelantado, “el esfuerzo que ha hecho la Federación de Segovia para celebrar esta asamblea en unas condiciones difíciles, y nos vamos muy a gusto”.

Por su parte, Mullor, satisfecho con el desarrollo de la asamblea y las propuestas aprobadas, ha lamentado la ausencia de más apoyo hacia el movimiento vecinal, algo que de alguna manera se ha visualizado con la escasa representación institucional, a excepción del Gobierno municipal y los grupos políticos del Ayuntamiento de Segovia.

La tesorera de la federación segoviana, Maite Mañas, explicó que, además de la asamblea en sí, desde la organización local se han organizado actividades paralelas “para que la ciudad fuera escaparate para toda España, porque las asociaciones mueven a mucha gente” y ha apuntado que, en su opinión, el apoyo al movimiento vecinal de toda España debería haber tenido un calado “nacional, autonómico y provincial”.

FuenteGonzalo Ayuso  SEGOVIA
Compartir