Un derbi para reaccionar

El Viveros Herol Nava juega en Aranda con la intención de volver a ganar tras dos derrotas.

Dos derrotas consecutivas han devuelto al Viveros Herol Nava a la realidad de una competición durísima como es la de la División de Honor Plata, donde cualquier rival tiene entidad como para ganar partidos, y resulta extraordinariamente complicado enlazar varios encuentros puntuando, lo que contribuye a dar valor al inicio de liga que protagonizó el conjunto navero.

Así que, tras pagar el esfuerzo de la Copa del Rey en Palma del Río, y de caer ante el Balonmano Alcobendas, el equipo más en forma de la competición actualmente, el Viveros Herol Nava busca cerrar la herida de derrotas en el pabellón Príncipe de Asturias de Aranda de Duero, donde le espera un Villa de Aranda que tras la llegada de Carlos Colmenero al banquillo, sustituyendo a Álvaro Senovilla, ha remontado en la competición, situándose no demasiado lejos de los puestos altos de la tabla, llegando poco a poco al objetivo del club, que no es otro que el de recuperar la categoría perdida en la pasada campaña.

Así que el encuentro de esta tarde (19.00 horas) se planteará entre dos conjuntos más parejos de lo que señala la clasificación, con buena portería, apoyada por un sistema defensivo que hace pocas concesiones, y un balonmano de ataque con buenas circulaciones, y jugadores capaces de tomar la iniciativa en momentos complicados de los partidos. Dos buenas plantillas con jugadores extranjeros que saben afrontar encuentros complicados.

Competitivos de principio a fin “Tenemos que salir a la cancha a demostrar que podemos ser competitivos desde el primer minuto”. Así se expresaba Dani Gordo en la previa del encuentro que se disputará en un abarrotado Príncipe Felipe, ya que el club arandino ha optado finalmente por no establecer el ‘Día de Ayuda al Club’ para este encuentro, buscando precisamente que el ambiente en la grada sea extraordinario en favor de su equipo, “que ha perdido en su cancha menos puntos de los que nos se han ido nosotros en la Nava”.

El técnico del Viveros Herol, que no terminó en absoluto insatisfecho del juego de su equipo en el choque frente al Alcobendas “que se decidió en detalles”, valora la plantilla del Villa de Aranda, “que tiene mucho nivel”, y de la que afirma que poco a poco irá asimilando lo que quiere su entrenador de ella, “ya que de momento lo que se ha observado es un cambio de tendencia, pero aún Carlos Colmenero ha tenido poco tiempo para poner al equipo a su gusto”. Mimbres tiene para ello, y el entrenador del equipo segoviano los conoce bien “ya que a Luis de Vega le tuve de portero en el Ademar, será raro que Mosciarello no vaya al Mundial con Argentina, hay jugadores con mucha trayectoria en Asobal…”.

Salvando a un Oleg Kisselev que continúa cumpliendo los plazos para su recuperación, el técnico navero podrá contar con toda su plantilla de cara al encuentro de esta tarde. La apuesta pasa por llegar al final del encuentro con opciones de victoria, ya que “debemos hacer valer nuestra posición en la tabla, que nos la hemos ganado porque hemos hecho bien las cosas en el inicio de la competición. Además, fuera de casa debemos conseguir los puntos que no hemos logrado sumar en nuestro feudo”, afirma Gordo.

El encuentro plantea varias incógnitas, siendo la fundamental si el Viveros Herol conseguirá frenar en seco la escalada del Villa de Aranda, o si bien verá cómo uno de los candidatos al ascenso le asesta un zarpazo de dos puntos que supondría la tercera derrota consecutiva del equipo segoviano. Ningún resultado será definitivo para la suerte de ambos conjuntos, pero sí servirá para calibrar las tendencias de uno y otro.

FuenteJavier Martín  SEGOVIA
Compartir