La Policía Local realiza el último test antes de reorganizar el tráfico en la plaza de la Artillería

Durante toda la jornada, los agentes estudian el comportamiento de los conductores en el entorno del Acueducto

Antes de fin de año, el Ayuntamiento habrá reordenado el tráfico en la plaza de la Artillería, para separar el tránsito de vehículos a motor del Acueducto. Al menos este es el objetivo del equipo de Gobierno, reiterado ayer por la alcaldesa, Clara Luquero.

Para decidir cuánto se separarán los actuales bolardos del bimilenario monumento, volvió a realizarse ayer una prueba, “la definitiva”, según la regidora, quien aseguró que se llevó a cabo por petición de los técnicos municipales. “Ha sido una decisión técnica, es verdad que yo impulsé las otras dos —realizadas el pasado verano—, una previa para ver si podíamos ir planteando este asunto [la separación del tráfico rodado del Acueducto] y la segunda ya con los colegios funcionando, para testar lo en un momento de tráfico intenso, que es cuando hay que comprobar las cosas; y hoy [por ayer] los técnicos querían hacer una última prueba antes de proceder a mover los bolardos”.

En principio, con el de ayer terminarán los test de tráfico y los técnicos municipales decidirán cuál es la separación que se puede alcanzar para proteger un poco más el Acueducto, porque “antes de fin de año tiene que estar hecho”, reiteró la alcaldesa.

Asimismo, ya han comenzado también los trabajos para trasladar la parada de taxis que hay en el entorno del Acueducto hasta la zona de la estación meteorológica. En este sentido, Luquero quiso agradecer “a la asociación de taxis su sensibilidad y buena disposición, porque todos estamos en la mejor disposición de cuidar nuestro Acueducto y ellos no han puesto problemas por el cambio de zona”.

FuenteV. Labrador  SEGOVIA
Compartir