Segovia, a la baja en lesiones

La provincia está por debajo de la media nacional en el número de heridos tras un accidente de tráfico, según un estudio de la Fundación Línea Directa

En la última década, casi 1,3 millones de españoles —más de 70.000 en Castilla y León—, el equivalente a casi el 3 por ciento de la población total del país, han resultado heridos en un accidente de circulación, según el estudio ‘El impacto de los lesionados por accidente de tráfico en la Seguridad Vial. Análisis y evolución de una década (2006-2015)’, realizado por la Fundación Línea Directa en colaboración con Fesvial (Fundación Española para la Seguridad Vial).

Además, “la gravedad de las lesiones por accidente de circulación también es motivo de alarma”, ya que según datos aportados por Línea Directa Aseguradora, en España el 70 por ciento de los heridos graves en accidente de tráfico sufren secuelas de por vida. En este sentido, sólo una provincia castellanoleonesa supera la cifra nacional: León, con un 77 por ciento.

La Fundación Línea Directa también ha realizado un mapa de la lesividad vial en el que compara el porcentaje nacional de accidentes con lesionados con el de cada provincia, enfrentando el número total de accidentes de tráfico con el número de siniestros con daños corporales. Las provincias con mayor proporción de lesionados en España son Las Palmas, Pontevedra y Murcia. En el lado contario se encuentran Toledo, Segovia y Zamora, con tasas muy inferiores a la media nacional.

Pero no sólo los volúmenes de la lesividad preocupan, también su evolución. “Según se desprende de los datos de la DGT, el efecto del carné por puntos se diluye a pasos agigantados: sólo en los últimos cinco años, el número de accidentes de tráfico con lesionados aumentó un 18 por ciento, alcanzando casi los 100.000 siniestros, una cifra muy similar a la registrada en 2006. Además, el número de personas lesionadas también ha experimentado un incremento de un 16 por ciento desde 2011, lo que indica un claro cambio de tendencia, sobre todo si se comparan estos datos con los de fallecidos por accidente de tráfico, que desde 2006 se ha reducido en casi un 60 por ciento, mientras que el de lesionados en ese mismo periodo ha disminuido sólo un 6 por ciento”, apuntan en el estudio de la Fundación.

Añaden que, “en muchos casos, las lesiones no son ni inevitables ni fortuitas”, sino que en muchas ocasiones se producen por graves negligencias por parte de los conductores. Así, el 44 por ciento de los niños fallecidos en accidente de tráfico y el 30 por ciento de los que resultaron heridos graves no llevaban sillita infantil. Además, el 32 por ciento de los fallecidos y el 19 por ciento de los heridos graves no usaban cinturón de seguridad, según los datos de la Fundación Línea Directa; y el 17 por ciento de los motoristas fallecidos en un siniestro durante la última década no llevaba casco.

En cuanto a las lesiones, el estudio señala que los esguinces cervicales se consolidan como la más frecuente, ya que suponen el 75 por ciento del total de lesiones registradas en los accidentes de tráfico.

La N-110, entre las carreteras más peligrosas del país

Un año más, la organización de defensa de los conductores Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha realizado un informe con los tramos de vía más peligrosos de la Red de Carreteras del Estado. Se trata de 190 kilómetros de carreteras convencionales y autovías localizados en 60 vías de 40 provincias españolas, cuyo índice de peligrosidad medio registrado en el quinquenio 2011-2015 fue, como mínimo, diez veces superior al de la media nacional. En ellos se contabilizaron en el periodo analizado un total de 1.306 accidentes y 2.044 víctimas.

En Castilla y León, según el informe de AEA, son 41 los tramos incluidos entre los más peligrosos de la red nacional. De ellos, solo uno está en la provincia de Segovia, en concreto en la N-110, que une Soria con Plasencia. Se trata de una vía muy transitada y en la que se producen muchos accidentes con fauna, principalmente jabalíes y corzos. El tramo señalado es el que se corresponde con el punto kilométrico 212, por el que circulan a diario unos 2.344 vehículos. En el periodo analizado hubo cinco accidentes con ocho viajeros heridos o fallecidos.

Palencia es la provincia con más tramos peligrosos de la Comunidad, 13; pero el punto con mayor índice de peligrosidad se localiza en el kilómetro 358 de la desdoblaba

N-122, a la entrada de Valladolid, con un índice de peligrosidad que supera en 423 veces la media nacional.

FuenteV. Labrador  SEGOVIA
Compartir