La comunidad del campus María Zambrano beca con 900 euros a un alumno

La Delegación de Estudiantes culmina la primera convocatoria de ayudas ‘Matrícula entre todos’, crea la figura de ‘alumno mentor’ y organiza unas jornadas de inclusión

La Delegación de Estudiantes del campus María Zambrano de la Universidad de Valladolid ha puesto en marcha un programa de sensibilización e inclusión que empieza a dar resultados. La primera manifestación de este impulso dado por los estudiantes es la culminación de la convocatoria de estreno de las becas ‘Matrícula para todos’ que pretende subsanar las dificultades económicas que puedan tener los alumnos para continuar su carrera universitaria, con la solidaridad de toda la comunidad universitaria.

El vicerrector de la Universidad de Valladolid en Segovia, Juan José Garcillán, el decano de la Facultad de Educación, Andrés Palacios, y el presidente de la Delegación de Estudiantes, Ignacio Pindado, hicieron entrega de la beca de 900 euros concedida al estudiante de segundo del grado en Educación Primaria, Pablo Montero Vicente. La dotación ha sido recaudada a través de la venta bolígrafos entre los miembros de la comunidad universitaria. Para Garcillán y Palacios esta acción, que tiene perspectivas de continuidad, es más que una ayuda económica, es también un acto de concienciación y educación en los valores del campus segoviano.

Ignacio Pindado explicó que en el curso 2017/ 2018 se ha puesto en marcha el programa ‘Alumnos mentores’ con la participación de 26 estudiantes, de los cuales 14 son recién llegados al campus que reciben el apoyo de 12 veteranos.

Este programa presta atención a los estudiantes llegados de fuera de Segovia, que suponen el 70 por ciento de los 2.400 que tiene el campus María Zambrano, y alimenta el sentido del compañerismo. Con esta iniciativa de la Delegación de Estudiantes, los alumnos de los cursos superiores se ocupan de acompañar y guiar a los universitarios de nuevo ingreso, tanto en la vida académica como en la social, y evitan que lejos de su familia y de sus amigos se puedan sentir solos o desorientados, según explicaron Garcillán, Palacios y Pindado.

La tercera iniciativa encauzada por la Delegación de Estudiantes del campus María Zambrano es la organización de las primeras jornadas ‘Universidad e inclusión’ que tendrán lugar los días 28 y 29 de noviembre con la finalidad de dar una visión general sobre la discapacidad a los futuros profesionales para que cuando sean abogados, publicistas, gerentes de empresas o maestros sean también agentes de inclusión.

Entrega de las obras

El vicerrector Juan José Garcillán asegura que la Universidad de Valladolid tiene el compromiso de recibir la segunda fase de construcción del campus María Zambrano en junio de 2018. La empresa Ocide Construcción, es la encargada de ejecutar los trabajos que completarán el complejo universitario. El contrato de las obras fue adjudicado en mayo de 2016 por parte del Rectorado de la Universidad de Valladolid a la empresa Ocide Construcción S.A por un importe total de 9.606.894 euros y formalizado el 13 de junio. Los trabajos comenzaron en julio de 2016 y tienen un plazo de ejecución de 22 meses, y un periodo de garantía de cinco años. Garcillán reconoce que hubo un retraso en la primera etapa de intervención, consistente en trabajos de excavación y vaciado del solar delimitado por las calles Coronel Rexach y Caño Grande, debido a la aparición de grandes masas de granito, si bien después se ha recobrado el ritmo de las obras y se mantiene la intención de empezar a amueblar las instalaciones el próximo verano. Garcillán indicó también que “está regularizada” la dotación e incorporación de los profesores del campus María Zambrano.

FuenteP. B.  SEGOVIA
Compartir