‘Tiempo de ánimas’ surge para mostrar la Segovia más enigmática

Lecturas de terror, visitas guiadas y un espectáculo para familias forman parte de la oferta que ha preparado el área municipal de Turismo de cara a la festividad del 1 de noviembre

A la concejala Claudia de Santos se le da de miedo, nunca mejor dicho, construir un relato para captar el interés de una audiencia e incluso en las ruedas de prensa echa mano con frecuencia de alguna cita, refrán o cuento.

No podía defraudar en la presentación del programa especial del área municipal de Turismo para la festividad de Todos los Santos, ‘Tiempo de ánimas’, detallando los dos tipos de ánimas que desde el siglo XI se dan por válidas: “unas son fantasmas, compañas que hacen ruido y anuncian la muerte, mientras otras son aparecidos que no han cumplido alguna promesa y vuelven para cumplirla o encargar a alguien que lo haga”.

En definitiva, la concejala quiere dejar bien patente que la tradición iconográfica, literaria y hasta el folklore, con sus cuadrillas de animeros y bailes de ánimas, aportan material de sobra para crear una oferta especial de actividades de cara a mañana, 31 de octubre, y el 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, con la temática de la noche de difuntos o de ánimas.

De esta manera el programa preparado desde el área municipal de Turismo incluye visitas guiadas, relatos de miedo o un espectáculo familiar. Se trata, según la alcaldesa, Clara Luquero, presente en la rueda de prensa, de mostrar la Segovia más enigmática a través de lugares como la Catedral —todas las catedrales son un cementerio, apunta De Santos— o el románico segoviano, con sus figuras de grifos, esfinges, sirenas…

No faltará una visita por la Segovia ‘en negro’, con sus crímenes, sus reos condenados al patíbulo, sus brujas, los últimos ahorcados o hasta el fantasma del antiguo convento de San Francisco —la Academia de Artillería— que, en opinión de la concejala “será uno de los que más va a gustar porque es de aquellos que se ha ido al otro mundo con mala conciencia; a ver si al final puede ver morir a su madre y descansar en paz”.

Turismo de Segovia ha descartado una visita guiada por el Cementerio del Santo Ángel “porque no es el momento, y no queremos que se interprete como falta de respeto”, según la responsable municipal. Sin embargo, sí habrá visita al cementerio judío del Pinarillo, de la mano de Alcázar Rus.

La edil recuerda que se trata de un recurso cultural único en España y “un orgullo para los judíos que lo visitan, a quienes les emociona muchísimo precisamente que prácticamente no se ha hollado, que los huesos de su gente descansan en paz”. Por otro lado, pone en valor que la visita recreará el recorrido de un cortejo fúnebre hebreo. “Segovia es probablemente la única ciudad que lo permite, cumpliendo las exigencias del rito judío: pasar por un arco, una vía fluvial, una fuente de agua para purificarse después del enterramiento…”
Se trata en definitiva de una mirada a la muerte desde la vida, pues ambas van unidas y, como Claudia de Santos recalca, en las tapias de cementerios e iglesias se conservan frases que así lo recuerdan, del tipo “mira que te mira Dios, mira que te está mirando, mira que vas a morir, mira que no sabes cuando”.

Vida, muerte y resurrección

El Cabildo colabora en el programa ‘Tiempo de ánimas’ elaborado por Turismo y la concejala Claudia de Santos da “mil gracias” a sus responsables por aceptar una visita “fuera del horario convencional y específica para la noche de ánimas; han entendido perfectamente esa responsabilidad de hacer destino y lo cumplen más que bien”, dice.
La visita guiada gratuita a cargo de una guía de la Catedral, prevista para mañana martes a las 19.30 horas, pretende unir el significado religioso de la Noche de Ánimas y del Día de Todos los Santos con el arte fúnebre que guarda cada rincón y obras de arte del templo. Así, centrará su recorrido desde el túmulo o catafalco que se instala cada año por estas fechas hasta la alegoría del pintor barroco, Ignacio de Ríes, sobre la cercanía de la muerte, con el lienzo ‘El Árbol de la Vida’, imagen con la que además se promociona el ciclo de actividades. Se visitarán también el espectacular retablo ‘Llanto sobre Cristo Muerto’, de Juan de Juni, y en la Capilla del Cristo Yacente, la talla del escultor Gregorio Fernández. Una de las grandes obras del arte funerario es la Capilla de los Ayala, panteón familiar, en un estilo barroco que contrasta con el gótico del templo. Otros sepulcros del recorrido son los de los obispos Diego de Covarrubias y Raimundo Losana, así como el del infante Don Pedro, hijo de Enrique II, que murió tras caer accidentalmente al vacío desde el Alcázar o el de María del Salto, judía conversa al cristianismo.

FuenteGonzalo Ayuso 
Compartir