Las mancomunidades reciben un anticipo de 822.000 euros de sus ingresos públicos

La cantidad total anticipada por la Diputación a estas entidades en 2017, una vez contabilizado este nuevo pago, supera los 1,85 millones

La Junta de Gobierno de la Diputación Provincial aprobó en su última sesión una nueva entrega a cuenta de este año a las once mancomunidades de la provincia de 822.431,62 euros procedentes de la gestión del cobro de sus tasas e ingresos públicos. Se trata del tercer pago anticipado del año, después de los realizados en abril y junio, que realiza la Institución provincial a dichas entidades.

En lo que va de 2017, la Diputación ha entregado a las mancomunidades una cantidad que asciende a 1.852.106,26 euros, lo que supone una importante fuente de liquidez para hacer frente a sus diferentes compromisos para la prestación de servicios que tienen encomendadas, fundamentalmente la recogida de basuras.

El calendario de entregas a cuenta de los ingresos gestionados por la Diputación a las mancomunidades, para las cuales se recaudan las respectivas tasas de recogidas de basuras, se rige por un acuerdo de 2006, que establece la entrega en el mes de octubre de cada año, equivalente al 90 por ciento de la recaudación neta obtenida en el periodo voluntario de pago en el ejercicio en curso y una vez descontadas las dos entregas efectuadas en los meses de abril y junio.

Nuevo sistema En 2018 entrará en vigor un nuevo sistema de anticipos a cuenta de la recaudación de tributos que también incluirá a las mancomunidades. Se mantendrán los cuatro anticipos ordinarios en los meses de abril, junio, septiembre y diciembre, equivalentes, cada uno de ellos, a la cuarta parte del 90 por ciento de la recaudación neta alcanzada en el ejercicio anterior. Esto supone un incremento del 10 por ciento en la cuantía que se anticipaba hasta ahora, ya que hasta el momento se efectúan en estos cuatro anticipos una cuantía equivalente al 80 por ciento de la recaudación.

Los objetivos de este nuevo sistema persiguen conocer con certeza las entregas de los cuatro anticipos y prever la distribución de pagos; racionalizar y equilibrar las entregas durante todo el año; igualar el anticipo de diciembre a los tres anteriores para aliviar tensiones de tesorería del último mes y concentrar las entregas en los cuatro meses finales del año para permitir cumplir con las últimas obligaciones presupuestarias del ejercicio económico.

En virtud de la resolución adoptada en su día, actualmente se realizan un total de cuatro pagos a cuenta, cada uno de ellos equivalente al 25 por ciento de la recaudación neta obtenida. Estos pagos se efectúan en abril, junio, septiembre y diciembre, pero además se realiza la liquidación definitiva en los meses de febrero o marzo del año siguiente.

FuenteEl Adelantado 
Compartir