Tras el disgusto, la alegría

El Naturpellet derrota al Peñíscola con una gran portería y aprovechando las ocasiones

El Naturpellet Segovia se hizo con un valioso y trabajado triunfo en el Municipal de Peñíscola, ante un conjunto local que quiso ser valiente. pero los segovianos, supieron aprovechar sus ocasiones y defenderse bien para acabar obteniendo la victoria.

La primera parte del encuentro no empezó demasiado bien para el conjunto segoviano. Y es que tras unos primeros compases en el que el tanteo fue el guión del partido, la cosa cambió de manera rápida y negativamente hablando para los intereses del Naturpellet.

Corría el minuto 3, cuando el Peñíscola Rehabmedic abrió la lata. Aprovechando su velocidad, Juan Emilio se plantó ante la meta de Cidao y con una definición sutil batió al portero visitante, para poner así el 1-0 en el marcador nada más empezar. Ese primer golpe pareció dejar tocado a un Naturpellet que, tras el gol, no pareció encontrar la manera de reponerse a esa situación de forma rápida. Todo lo contrario que un Peñíscola que parecía ir con una marcha más.

Los anfitriones asediaban con peligro el área segoviana e iban creando ocasiones de peligro real. Una de las más claras para el conjunto de casa llegó en el ecuador del primer tiempo, con un buen balón al segundo palo al que no llegó, por muy poco, Juan Emilio. Pero ahí hubo un punto de inflexión. Y es que el Naturpellet aprovechó una jugada de estrategia, tan solo un minuto después de esa ocasión local, para poner el empate a uno. Carlos Muñoz, de tiro libre directo, hizo subir el tanto para los de Segovia haciendo que Molina no pudiera hacer nada para evitarlo.

Con ese 1-1 momentáneo, el Peñíscola volvió a buscar con ahínco la portería de Cidao. La más clara la tuvo Terry, pero su remate se encontró con el larguero. Tanto estaba yendo el cántaro a la fuente que, en el minuto 15, Peñíscola se adelantó por segunda vez. Esteban, en el segundo palo, hizo ahora sí el segundo tanto de los de casa. Más se complicaría la cosa cuando los colegiados señalaron penalti contra los segovianos. Pero ahí, Alberto, que entró para intentar detener esa acción, estuvo inconmensurable para detenerlo y darle aire a los suyos.

Los locales, que también tenían cinco faltas no pudieron evitar que el Naturpellet gozara de una acción franca para marcar y empatar desde los diez metros. Una ocasión que acabó siendo triple, y es que el lanzamiento se repitió hasta en tres ocasiones. En la primera, Javi Alonso mandó el balón fuera, pero los colegiados mandaron repetir, mostrando amarilla a Iván, que entró para los 10 metros y se adelantó en su acción. En la segunda lo paró el meta local, pero los colegiados le enseñaron la roja por adelantarse e hicieron repetir otra vez la falta. Ya en la tercera, Borja Blanco no falló y puso un 2-2 que no se movió más hasta que se llegó al descanso.

A diferencia de los primeros veinte minutos, el segundo tiempo empezó mejor para los visitantes. A los cuatro minutos de la reanudación se salvaron de un Juan Emilio que no logró acertar para marcar. Y un minuto más tarde, Buitre puso por primera vez en el partido a los suyos por delante haciendo el 2-3 con un buen remate. Con la ventaja mínima para los de Segovia, el Peñíscola se hizo con el control del partido para asediar sin descanso la portería de Cidao. Pero la puntería de los locales no estaba afinada, por suerte para Naturpellet, y es que Terry estrelló un segundo balón contra el palo de la portería segoviana.

Los visitantes lo estaban pasando francamente mal durante el segundo tiempo, ya que el ímpetu local no cesaba y simplemente seguían por delante en el marcador porque el balón no quería entrar. Pero los minutos fueron pasando, y a dos para el final, Alvarito robó un balón que acabaría en un remate que conllevó al 2-4 y, de esta forma, a una cierta tranquilidad para los de Diego Gacimartín. La sentencia llegó en los últimos compases. Peñíscola se fue en busca del empate, pero Sergio a la contra puso el 2-5 en un marcador que ya no se movió más.

FuenteÁrea 11 
Compartir