La nueva normativa penal ha reducido más de un 42% las diligencias abiertas por delitos en la Fiscalía de Segovia

La memoria del Ministerio Público de 2016 muestra, sin embargo, un aumento significativo de los delitos por lesiones, contra el honor, contra las relaciones familiares y por tráfico de drogas

La Fiscalía de Segovia abrió el año pasado un total de 5.354 diligencias previas relacionadas con la comisión de delitos en la provincia, lo que supone una reducción del 42,6% respecto al año anterior, cuando sumaron 9.356, según la Memoria presentada el pasado septiembre. Ese descenso se debe a la despenalización de algunas conductas que hasta julio de 2015 eran constitutivas de faltas y en mayor medida a la entrada en vigor, en diciembre de ese año, de la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal sobre remisión de atestados sin autor desde la Policía a los juzgados. En el conjunto de Castilla y León la reducción ha sido todavía mayor, superando el 50%, según la misma fuente.

En memorias anteriores, el Ministerio Público había puesto de relieve el excesivo volumen de diligencias previas incoadas frente al número de estas que finalmente tenían un auténtico contenido para la formulación de escrito de acusación y apertura de juicio oral, una circunstancia que generaba para las oficinas judiciales y fiscales “una burocracia que consumía los escasos recursos con los que cuenta la Administración de Justicia”. De ahí, que desde la Fiscalía de Castilla y León se valore positivamente la reforma realizada.

Las principales caídas se han registrado en los delitos contra el patrimonio, de manera que los hurtos, que en 2015 condujeron a la apertura de 1.307 diligencias previas en la Fiscalía de Segovia, el año pasado apenas supusieron 217 (-83,4%). En el caso de los robos con fuerza de las cosas, el porcentaje es superior y caen un 87,4%, al pasar de más de un millar a 134. También en los robos con fuerza en las cosas se observa una reducción drástica de diligencias, incoándose 33 en 2016 frente a las casi 200 del año anterior. Significativos son, además, los descensos en las relacionadas con estafas, que han pasado del medio millar a menos de doscientas, o las ocasionadas por daños, más de 850 en 2015 y poco más de 200 el año pasado, según recoge la citada memoria.

Otro apartado donde se concentran reducciones de diligencias es el de ‘delitos sin especificar’, donde el porcentaje de caída supera el 45% y en número suponen un millar menos, de 2.231 a 1.210.

EVOLUCIÓN CONTRARIA Sin embargo, no en toda la tipología de delitos se han registrado descensos y, por ejemplo, en la provincia de Segovia las diligencias previas abiertas por lesiones aumentaron más de un 23%, sumando en total 2.478 en 2016. Casi un millar lo fueron por imprudencia (un 79% por encima de las incoadas en 2015). Sólo las lesiones producidas por violencia de género se redujeron en ese ejercicio, casi un 3%, y aun así alcanzaron la escalofriante cifra de trescientas.

Los delitos contra el honor llevaron a incoar 29 diligencias previas, duplicando las de 2015 y afectando la subida tanto a los de calumnia (once frente a cuatro) como a los de injuria (18 en 2016 por 10 el año precedente).

También aumentaron las originadas por delitos contra las relaciones familiares, en este caso un 64%, destacando los quebrantamientos de deberes de custodia (22 diligencias frente a 5) y el impago de pensiones (45, catorce más que el año anterior).

Por otro lado, en los delitos contra la salud pública parece haberse producido un rebrote en los últimos años, a tenor de las diligencias previas abiertas en la Fiscalía de Segovia. En 2016 sumaron 72, un 75,6% más que en 2015, aunque el incremento mayor se ha concentrado en tráfico de drogas sin grave daño a la salud.

HOMICIDIOS En cuanto a los delitos más graves, en 2016 el Ministerio Público abrió en la provincia nueve diligencias por presuntos homicidios, en tres casos por imprudencia. Precisamente, los delitos contra la seguridad del tráfico —algunos homicidios imprudentes están relacionados con conducción temeraria— descendieron más de un 20% el año pasado en Segovia.

DILIGENCIAS URGENTES Las diligencias urgentes abiertas por la Fiscalía de la provincia en 2016 ascendieron a 268. Se trata de las que permite la Ley para dar una respuesta judicial rápida y eficaz y resolver delitos menos graves y flagrantes y de instrucción sencilla. Destacan, por ejemplo, 242 por delitos contra la seguridad del tráfico, 10 por lesiones y 7 por quebrantamiento de condena o medida cautelar.

Por su parte, los procedimientos abreviados —previstos para la preparación del juicio oral cuando la investigación judicial llevada a cabo en las diligencias previas ha determinado la existencia de un delito castigado con pena privativa de libertad— fueron 730: 186 por lesiones, 22 por delitos contra la libertad (amenazas, etc.), 27 por violencia doméstica o de género, la misma cifra por impago de pensiones, 298 por delitos contra el patrimonio (robos con fuerza, etc.), 36 por tráfico de drogas, 60 por delitos contra la seguridad del tráfico, 74 por quebrantamiento de condena o medida cautelar y 34 por delitos contra el orden público (atentado y resistencia a la autoridad, etc).)

FuenteGonzalo Ayuso 
Compartir