Una exposición saca a la luz la actual existencia de esclavas en España

La muestra ‘No seas cómplice’ denuncia la trata de mujeres y aboga por su erradicación

“La trata de personas es la esclavitud del siglo XXI que existe y existe en España” aseguró ayer la subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, apelando a la implicación de la sociedad para erradicar esta lacra que sufren mayoritariamente mujeres y niños.

Pilar Sanz, acompañada del vicerrector del campus María Zambrano, Juan José Garcillán, inauguró ayer la exposición ‘No seas cómplice’ que denuncia la trata de mujeres, que son captadas y engañadas por organizaciones criminales que las sacan de sus países de origen (Nigeria, Rumanía, Colombia o República Dominicana, entre otros) para ser explotadas sexualmente, aisladas y privadas de su libertad.

La instalación de la muestra en el ágora del campus de la UVa es una manifestación del interés de la institución académica por sacar a la luz esta forma de esclavitud y de implicar, a través de la información y la concienciación, a los jóvenes en su desaparición, según explicó Juan José Garcillán.

La muestra, que pertenece al Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades del Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales, y que permanece en Segovia hasta el 27 de octubre, recoge en 12 paneles las tres fases de la trata (captación, transporte y explotación), las causas y las consecuencias.

La subdelegada destacó que “la trata de seres humanos es una violación a la dignidad y la libertad de la persona” y está considerado “un delito grave en el que están involucradas organizaciones delictivas a las que proporciona importantes beneficios económicos, utilizando a personas con fines de explotación; es la esclavitud de nuestro tiempo”.

El contenido de la exposición fue detallado por la jefa de la Unidad contra la violencia sobre la mujer, de la Subdelegación, al primer grupo de visitantes. “La trata existe porque hay mucha demanda” dijo Teresa Fuentetaja de Andrés, explicando que no hay un perfil definido de usuarios ni de escenarios de este ‘comercio de personas’: “puede ser para una despedida de solteros, una fiesta o una comida de negocios o un congreso profesional”.

FuenteP. B.  SEGOVIA
Compartir