La empresa de la nave siniestrada por el fuego pide ayuda institucional

Plácido Gestión de Residuos y los responsables municipales agradecen el trabajo de bomberos, Policía Local, Policía Nacional y otros apoyos a las labores de extinción

Los responsables de Plácido Gestión de Residuos, la empresa propietaria de la nave destruida por el fuego el jueves en el polígono de El Cerro, han hecho un llamamiento a las instituciones para recabar su ayuda y poder así “mantener la actividad y asegurar la continuidad de los puestos de trabajo”.
La alcaldesa, Clara Luquero, ha comentado al respecto que “el Ayuntamiento no tiene líneas de apoyo al sector privado para ese tipo de rehabilitación”. Tras señalar que espera que la empresa tenga un seguro que cubra los daños del incendio, ha añadido que “todos los segovianos no podemos asumir el coste de los sucesos que se puedan producir”.
A través de una nota de prensa, esta empresa ha agradecido también públicamente el apoyo recibido y especialmente el trabajo de bomberos, tanto a los 29 del Servicio municipal de Extinción de Incendios, como a los tres de una dotación de la Junta de Castilla y León, de Policía Local y a la propia alcaldesa, Clara Luquero, que se desplazó hasta el lugar, acompañada de algunos concejales del equipo de Gobierno. Igualmente, han expresado su gratitud a los empresarios del polígono, “que tuvieron un comportamiento ejemplar colaborando con las tareas de extinción y prestando sus naves como apoyo logístico”.
Por su parte, la Federación Empresarial Segoviana (FES) y la Asociación de Industriales del Polígono de El Cerro, a la que pertenece el negocio afectado, han hecho suyo también el agradecimiento a los efectivos públicos implicados “por la rápida y eficaz labor” que impidió que el fuego se extendiera a otras naves colindantes y alcanzase a la vegetación de la ladera situada en la zona trasera, colindante con las vías de la red ferroviaria.
Concejales de la oposición en el Ayuntamiento, como los ediles del Grupo Popular José Luis Huertas y Darío Reques, se acercaron también al lugar del suceso y han indicado en redes sociales que quedaron impresionados por el efecto de las llamas en la nave, al tiempo que se hacen eco de esa solicitud de ayuda de los responsables de la empresa “para salvar 16 empleos”.
La alcaldesa, acompañada del concejal de Seguridad Ciudadana, Ramón Muñoz-Torrero, y del jefe de bomberos, José Luis del Pozo, detalló por la mañana el dispositivo que se puso en marcha una vez se tuvo conocimiento del incendio de la nave, de más de 2.000 metros cuadrados, situada en el número 28 de la calle Guadarrama. La regidora indicó que la empresa contaba con licencia para nave industrial “y más específicamente para almacenamiento de residuos”.
El fuego comenzó en torno a las 16,15 horas en un contenedor de residuos plásticos que se encontraba en un patio. La falta de humedad por la ausencia de precipitaciones, junto a la desecación del material almacenado, ocasionaron que el foco inicial se propagara con gran rapidez, según comentó Del Pozo, a lo que contribuyeron las altísimas temperaturas que se alcanzaron con la combustión de los residuos depositados: bobinas de plástico y palets de madera, principalmente, pero también bidones de aceite de 200 litros, vehículos, ruedas, etc. Las labores de extinción se dieron por finalizadas a las 23.30 horas, aunque a las 21.30 ya se habían extinguido las llamas y se había conseguido el objetivo principal de impedir su propagación a otras naves de la misma calle, sobre todo a otra de almacenamiento de residuos, que gestiona la misma empresa, con abundante papel, y en la que además hay viviendas. Una dotación de bomberos permaneció toda la noche allí realizando labores de refrigeración y vigilando restos quemados. Ya por la mañana el escenario quedó a disposición de la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía, que investiga las causas del suceso.
La alcaldesa ha destacado que “lo mejor de este sustazo es que no había ningún trabajador en la nave y no se ha producido ninguna desgracia personal, ni heridos de consideración, con la excepción de tres bomberos que han sufrido quemaduras leves”, en uno de los casos en un pie y en los otros en los brazos. Los responsables municipales han explicado que, a pesar de los EPIS (equipos de protección individual), las altas temperaturas y el sudor pueden causar este tipo de lesiones que no han requerido de atención médica especializada.
Desde el Ayuntamiento se divulgó una recomendación a la población de los barrios cercanos para que se cerrasen puertas, ventanas y persianas y evitar así la entrada de humo, con gases y partículas. No hay constancia de que se hayan producido intoxicaciones. De hecho, la dirección del viento fue favorable y el hecho de que el fuego quedara extinguido antes de la caída de la noche, evitó que la nube de humo quedara suspendida a baja altura por efecto de la reducción de la temperatura ambiente.
En el dispositivo, además de los bomberos participaron activamente Policía Local, Policía Nacional, los servicios sanitarios de Emergencias 112, FCC (adjudicataria del servicio de recogida de residuos y limpieza viaria), cuya contribución ha sido valorada por los bomberos porque permitió disponer de suficiente agua y con rapidez, y también Unión Fenosa, otro apoyo fundamental, ya que la proximidad a la nave de un transformador principal y a líneas de media tensión, obligó a cortar el suministro de energía eléctrica, inicialmente a todo el polígono pero a la media hora comenzó a restablecerse y se consiguió que solo una parte de la calle Guadarrama permenciera sin servicio hasta bien entrada la noche, evitando que afectara a la actividad productiva de otras empresas con actividad en El Cerro.
FuenteGonzalo Ayuso  SEGOVIA
Compartir