Sea como sea

La Segoviana, obligada a ganar al Sanse para salir de la última plaza de la clasificación.

Con la sensación de que, se juegue ante quien se juegue, todos los partidos tienen un extraordinario componente de dificultad en la presente temporada, la Gimnástica Segoviana viaja a primera hora de la mañana de hoy hasta el campo de Matapiñonera en San Sebastián de los Reyes, donde se medirá a un rival que hace tres semanas caminaba viento en popa por la categoría, pero al que las dos últimas derrotas, con cero goles a favor y cinco en contra, han venido a bajar a la tierra.

Es decir, que la Gimnástica Segoviana jugará, a partir de las doce de la mañana de hoy, ante un oponente con las lógicas dudas que provocan un par de derrotas consecutivas, que siempre es algo mejor que hacerlo frente a un rival en plena racha de resultados. Pero a la Segoviana comienza a darle igual el estrado de forma del contrincante de turno, necesitado como está el equipo de Abraham García de sumar (de una vez) la primera victoria en la liga que refleje el trabajo que está realizando el grupo en los entrenamientos.

Aunque ciertamente el hecho de haber marcado cinco goles en seis partidos pone el foco en los problemas de finalización del equipo gimnástico, es en el apartado defensivo donde verdaderamente está el centro del problema. Los seis tantos encajados en el Salto del Caballo frente al Toledo provocan que la Segoviana sea el equipo más goleado del grupo, y solo maximizando los aciertos en la defensa del marco propio llegarán los resultados.

Abraham no ha sorprendido con la lista de convocados, de la que se caen Guille y Domingo, que no están al cien por cien por sendos problemas físicos, y tendrá la posibilidad de repetir el once que jugó hace siete días ante el Fuenlabrada en La Albuera, con un equipo más armado en la parcela defensiva, ya que el Fuenla apenas fue capaz de crearle ocasiones durante prácticamente todo el primer tiempo, o bien reforzando la idea de juego que ha manejado la Segoviana desde que el técnico llegó al banquillo, como es defenderse a través de la posesión de la pelota, y generar ocasiones de gol. Aunque, tal y como están las cosas en el conjunto gimnástico (que no estará solo en San Sebastián de los Reyes) lo más importante a estas alturas será puntuar, y lo de menos las circunstancias en las que se logren los puntos. Tiempo habrá para sesudos debates acerca de ganar jugando bien, o de la otra forma. Ahora solo hay un forma de salir de la última plaza, y esa es ganar, sea como sea.

FuenteJavier Martín 
Compartir