Listas para repetir

El Restaurante La Alhambra Unami encara el inicio de la Primera Nacional femenina con la intención de dominar la competición.

Las jugadoras del Restaurante La Alhambra Unami esperan con ahínco el arranque de la Primera División Nacional femenina. Será este sábado cuando la plantilla confeccionada por la entrenadora Esther Muñiz y la directora deportiva Alicia Alonso inicie la competición liguera con el objetivo de copar uno de los puestos de la zona alta e intentar repetir la primera posición que consiguió la temporada pasada. Como contrincante tendrá al Ponce Valladolid, un equipo descendido de Liga 2 y que se presenta con un renovado y joven plantel.

El conjunto segoviano lleva puliendo conceptos y asentando su sistema de juego desde que el 30 de agosto empezara sus entrenamientos. A lo largo de estas semanas, las nueve componentes -más las junior- que definen el equipo han ido ganando tono físico y adquiriendo ritmo de competición con exhaustivas sesiones. También, ha sido tiempo para hacer vestuario e integrar a las nuevas incorporaciones: la base Lidia Bacallado y las pívots Paula Guijo y Leticia Moukoudi.

Pese a que todavía queda mucho trabajo sobre la pizarra que interiorizar, la filosofía del Unami sigue siendo fiel a su identidad: lucha, casta y ambición. Esas fueron las señas sobre las que el cuadro azul cimentó su pasada campaña, llevándole a la consecución del título liguero -con 21 victorias por solo una derrota- y la disputa por el ascenso a Liga 2.

GANAS DE COMPETIR La entrenadora del Restaurante La Alhambra habla de las sensaciones que el equipo ha ofrecido durante el periodo estival, de forma previa al arranque de la competición: “Las jugadoras han entrenado bien aunque, como es evidente, hay varias cosas que mejorar. Están deseando que llegue el sábado y empezar la liga”.

El punto álgido de la pretemporada llegó con el partido de presentación ante su afición en el Emperador Teodosio, al verse las caras con el CB Alcobendas en un test que sirvió para poner en práctica los conocimientos propuestos por Muñiz y Alonso, y que se dirimió con triunfo segoviano por 57-49. “Fue una prueba exigente contra un rival muy duro y que conseguimos resolver. Nos vale para analizar errores y llegar al encuentro frente al Ponce en las mejores condiciones posibles”, asegura.

En cuanto al rival de la primera jornada, se trata de un conjunto que ha sufrido cambios importantes en sus filas tras descender a Primera Nacional. “Se compone de varias integrantes junior que vienen de una generación que ha jugado campeonatos de España y luego tienen a la segoviana Elisa -Martínez-, que es una gran jugadora”, reconoce Muñiz; y subraya: “Será un duelo complicado”.

Por otra parte, el cuerpo técnico quiere mantener su apuesta por la cantera, convocando a algunas junior como puede ser el caso de Elena Solana o Clara Campo. Poco a poco la entidad tratará de dar minutos a las jóvenes promesas del baloncesto segoviano, con la firme intención de asegurar el futuro de un proyecto que se mueve a medio plazo. De esta manera, a lo largo del curso las jugadoras del filial irán familiarizándose con la disciplina de la primera plantilla, no solo en las sesiones de entrenamiento, y se irán uniendo al bloque formado por Helena Esteve, María del Mar Fernández, Melisa Correa, Miriam Rollán, Nerea Larrazábal, Paula Guijo, Lidia Bacallado, Leticia Moukoudi y la capitana Cristina del Campo.

FuenteAlejandro Martín 
Compartir