Un crédito casi ilimitado

Pese a los malos resultados de la Segoviana, Agustín Cuenca mantiene la confianza plena en Abraham al frente del equipo, “y muy raro sería que no acabara la temporada con nosotros”.

La situación de la Gimnástica Segoviana, colista del grupo 1 de la Segunda División B con un solo punto después de transcurridas seis jornadas de competición, ha venido a poner una sombra en el buen trabajo que se estaba realizando desde el club con el fin de poder asentar deportivamente al equipo en la Segunda División B, y económicamente en la nómina de clubes saneados.

El presidente azulgrana, Agustín Cuenca, que se conoce el fútbol y sus entresijos, no suele ser persona de extremos sino más bien todo lo contrario, y por ello siempre pone el tono de sensatez que requiere una situación como la que ahora atraviesa el equipo, “que ciertamente no es la que yo mismo esperaba a estas alturas de la competición, pero en el fútbol muchas veces las cosas no salen como uno quiere”.

Resulta evidente que para encontrarse en una situación como la que se encuentra la Segoviana tienen que haberse conjugado muchos factores, aunque Agustín no considera que la falta de adaptación sea uno de ellos, “o al menos el más importante, porque, en ese caso, otros conjuntos recién ascendidos estarían pasando por lo mismo que nosotros, y no es el caso. Lo que sucede es que competimos bien, pero nos falta ser más resolutivos en las áreas. En defensa cometemos errores que no se veían el año pasado, y en ataque estamos errando ocasiones que normalmente convertíamos”.

Calma total Pese a la preocupante posición del equipo, la tranquilidad es la nota dominante en la junta directiva, ya que Agustín señala que “estamos tranquilos, porque el objetivo es la permanencia, no conseguir el ascenso. Sumando dos victorias nos asomaremos a la salvación, y estoy convencido de que vamos a ganar partidos haciendo menos de lo que hemos hecho en estas jornadas precedentes en las que no hemos logrado puntuar”.

Y esa salvación (o el descenso si la cosa se da mal) se logrará con Abraham García al frente del equipo, “porque Abraham tiene un crédito casi ilimitado en el club”, señala el presidente, “porque ha hecho mucho por la Segoviana, y es difícil encontrar a una persona que conozca mejor a este equipo, y obtenga de él un mayor rendimiento”.

“Además, – continúa Agustín-, tengo la sensación de que todos los jugadores están a una con el técnico, y que no hay fisuras en esto. Ahora parece que todo va peor, pero esto es una cuestión de acierto en las áreas, y en cuanto lo tengamos saldremos de esta situación”.

También llego un disgusto en la Copa del Rey con la eliminación a manos de la Ponferradina, “que sí que nos supuso una tristeza, porque estábamos ilusionados con la Copa, más que nada por jugar ante un equipo de Primera y conseguir unos ingresos extra que nos hubiera permitido dar un empujón al equipo, y amortizar la deuda del club, que este año no podemos quitar en mucha cantidad” afirma Agustín. Sí es cierto que el club percibirá una cantidad por pasar las dos primeras rondas, “pero no hay que olvidar que también se han producido unos gastos extra que no estaban en el presupuesto, como el viaje a Marbella, que nos salió caro, o los arbitrajes”.

El presidente de la Segoviana confiaba en que la respuesta de la afición con el equipo en la Segunda B sería importante, “como de hecho lo está siendo, con 1.200 socios y alrededor de 150 colaboradores”, y agradece su apoyo, “porque su respuesta está siendo muy buena, a pesar de los resultados, quizá porque ven que el equipo lo está poniendo todo sobre el campo”, señala confiando en que ese apoyo no ceda con el paso de las jornadas.

¿Habrá refuerzos en enero? Agustín lo tiene claro: “Si podemos mejorar al equipo lo vamos a hacer, pero siempre con nuestras limitaciones económicas, porque eso sí que es algo que debemos llevar a rajatabla. La copa nos ha ofrecido un balance económico positivo, aunque aún debemos saber con seguridad cuánto dinero vamos a percibir, y si vemos que hay una posibilidad de reforzarnos, lo haremos”.

Viaje organizado La Gimnástica Segoviana ha organizado un viaje para que los aficionados puedan acudir a animar al equipo en el encuentro que el próximo fin de semana le llevará a San Sebastián de los Reyes. El desplazamiento más la entrada tendrá un coste de 20 euros, y los interesados podrán inscribirse en la sede del club, que ha conseguido un descuento de cinco euros en el precio de la entrada (que es de 15 euros en taquilla) para quienes viajen en el autocar.

FuenteJavier Martín 
Compartir